Elbierzonoticias

El alcalde de Páramo defiende el futuro de la central de Anllares y apuesta por el carbón como reserva estratégica

Central térmica de Anllares, en el término municipal de Páramo del Sil.
Central térmica de Anllares, en el término municipal de Páramo del Sil. / César Sánchez
  • El también diputado provincial cree que «aún no ha llegado» el fin de la minería y cree que el 'oro negro' de la comarca es «una alternativa todavía»

El alcalde de Páramo del Sil, Ángel Calvo, defiende el mantenimiento de la central térmica de Anllares, propiedad de la compañía eléctrica Unión Fenosa, y apuesta por el carbón como reserva estratégica.

«Yo no veo Anllares cerrada, considero que el carbón es una alternativa todavía, que las primeras energías que hay que utilizar son las renovables, entre otras cosas, porque no contaminan, porque el aire es gratis, el sol también y el agua baja por los ríos gratis, pero yo creo que el carbón tiene que ser esa alternativa que tenga que estar ahí como reserva estratégica porque es el único combustible fósil que no se lo tenemos que comprar a terceros países», indicó Calvo.

La reacción del regidor se produce ante el importante varapalo que supondría para el municipio el cierre de la central en una zona fuertemente castigada por la crisis del carbón. Todo ello después de que Unión Fenosa haya comunicado tanto al Ministerio de Industria como a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León su decisión de no rescatar la central del plan de 17.500 horas, con lo que lo que está previsto que apague su caldera para siempre al cumplirse ese objetivo de producción o como muy tarde en el año 2023.

El también diputado provincial tiene claro que precisamente como reserva estragética el carbón tiene que mantenerse dentro del mix energético nacional, mientras se buscan alternativas ya que, a su juicio, «la única que veo al carbón todavía es el carbón», indicó.

No obstante, Ángel Calvo, entiende que su apuesta por el futuro de la minería no se traduce en que «no haya que pensar en otras cosas» aunque cree que «se acabó el reivindicarlo como única manera de superviviencia». Todo lo contrario, a su juicio «el carbón tiene que estar ahí, aunque no etermamente», aseveró, si bien cree que la situación que la difícil situación de crisis que afronta y con una fecha de cierre fijada para la central térmica de Compostilla en Cubillos del Sil en junio de 2020, «no tiene que ser tampoco una espada de Damocles encima de la cabeza de un sector», recalcó.

A juicio del regidor municipal de Páramo del Sil y diputado provincial la hipotética desaparición del sector minero y de las centrales térmicas se tuviera que producir en El Bierzo debería hacerlo de una forma «paulatina, tranquila y sosegada y no ponerle fecha con día, hora, mes y año». Calvo ve que «ese momento no ha llegado» y anuncia que «lucharemos, y lo estamos haciendo, porque eso no ocurra».