Elbierzonoticias

La estación de avisos alerta del riesgo de infección de mildiu en los viñedos del Bierzo

Mildiu.
Mildiu.
  • La lluvia caída durante la jornada del martes, en la que se recogieron entre 10 y 17 litros por metro cuadrado, dispara la infección de mildiu

Con la lluvia durante la jornada de ayer martes se ha producido riesgo de infección de mildiu en vid en toda la comarca berciana. Se han recogido entre 10 y 17 litros por metro cuadrado, según zonas, cantidad suficiente para disparar la infección de mildiu, según alerta la Estación de Avisos Agrícolas del Bierzo.

Esta enfermedad del viñedo, causada por el hongo Plasmopara vitícola, produce manchas en hoja, y también puede infectar los racimos incipientes, destruyéndolos. El mildiu requiere de humedad en hoja, temperatura media en torno a 10 grados y brotes en la vid de 10 centímetros de longitud, para ser capaz de infectar las vides. Estas condiciones se cumplieron en el día y la noche de ayer. En consecuencia, la infección de mildiu puede haberse producido en aquellos brotes que no han sido dañados por las heladas.

Debido a que la temperatura media nocturna ha sido superior a 10 grados, y a las previsiones de tormentas para estos días, existe también riesgo de infección por Black Rot en los brotes de las vides no heladas, ya que esta enfermedad se ve favorecida por las tormentas y el tiempo húmedo y cálido.

En esta época, se recomienda la aplicación de fungicidas sistémicos, que mantienen la viña protegida unos 8 o 10 días a pesar del rápido crecimiento de los brotes de la vid, y a pesar de las lluvias.

Los productos sistémicos tienen buena eficacia, pero el hongo tiene gran facilidad para crear cepas resistentes frente a estos productos, por lo que no deben realizarse más de 3 tratamientos por año con este tipo de productos.

Los productos fungicidas de contacto son igualmente eficaces en la prevención (si se aplicaron antes de las lluvias). Pero deben reaplicarse cuando hayan sido lavados por precipitaciones superiores a 15 litros por metro cuadrado, siempre que se mantengan las condiciones de riesgo de infección.