Elbierzonoticias

Gas Natural invertirá 350.000 euros para asumir la distribución de gas en el municipio de Fabero

Instalación de gas natural.
Instalación de gas natural.
  • La compañía recibe la autorización administrativa para el proyecto que prevé construir una nueva planta satélite de almacenamiento y gasificación de gas natural licuado

La Dirección General de Energía y Minas ha otorgado a la empresa Gas Natural Castilla y León la autorización administrativa previa para la distribución de gas natural canalizado en el término municipal de Fabero, según recoge este lunes el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). La compañía invertirá cerca de 350.000 euros en modificar las instalaciones existentes para proceder al cierre del depósito de gas licuado del petróleo, la transformación de las redes de distribución y la construcción de una nueva planta de gas natural licuado.

En ese sentido, de acuerdo con el documento técnico presentado por la empresa, se construirá una planta satélite de almacenamiento y gasificación de gas natural licuado, con una capacidad de 50 metros cúbicos, gasificación atmosférica y recalentadores en serie con los gasificadores atmosféricos, así como un sistema de odorización y una estación de regulación y medida (ERM). La red de distribución se realizará en polietileno de alta densidad a lo largo de más de 3.200 metros.

La empresa dispone ahora de un plazo de un mes para presentar una fianza por un valor cercano a los 7.000 euros -correspondiente al dos por ciento del presupuesto del proyecto-, así como de seis meses para presentar ante el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de León el proyecto técnico y de construcción de las instalaciones. Una vez aprobado el proyecto, los trabajos para la puesta en marcha de la nueva canalización tendrán que ejecutarse en el plazo de un año.

A partir de entonces, la compañía deberá mantener una correcta conducción del gas en las instalaciones, así como una adecuada conservación de las mismas y un eficiente servicio de mantenimiento de las instalaciones, reparación de averías y, en general, deberá adoptar las medidas oportunas para garantizar la protección y seguridad de las personas y bienes, siendo responsable del buen funcionamiento de las instalaciones.

Además, Gas Natural Castilla y León queda obligada con los titulares de los contratos en vigor en este momento a sustituir y adaptar todos los elementos de las instalaciones receptoras afectadas por el cambio de gas, y aquellos aparatos de utilización declarados en el contrato y, en su caso, el contador, sin que este pueda reportar ningún coste para el usuario.

Ventajas del proyecto

Tras analizar la documentación aportada por la compañía, los representantes de la Dirección General de Energía y Minas consideraron que el proyecto presentado por Gas Natural presentaba las mayores ventajas en orden a “la garantía, calidad y regularidad del suministro”, así como por tener prioridad en la fecha de presentación de la solicitud y ser titular de autorizaciones administrativas para las distribuciones de gas natural canalizado en áreas geográficas próximas, lo que supone un mejor aprovechamiento de los recursos técnicos y humanos.

Al respecto, cabe recordar que en junio de 2016, la empresa formalizó un acuerdo de transmisión de las instalaciones existentes de suministro de gas licuado del petróleo en Fabero, cuya titularidad ostentaba Repsol Butano, para su adaptación y transformación a la distribución de gas natural.