Elbierzonoticias

La Mancomunidad de Aguas Residuales del Bajo Bierzo gestionará el colector de Cabañas Raras

  • La Confederación Miño-Sil financiará y ejecutará las obras y la agrupación asumirá la explotación, mantenimiento y conservación de las instalaciones

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil encomendó a la Mancomunidad Municipal para el Tratamiento de las Aguas Residuales del Bajo Bierzo la gestión de las obras del proyecto del colector interceptor general y conexión del saneamiento de Cabañas Raras al saneamiento del Bierzo Bajo, según recoge el convenio publicado este lunes por el Boletín Oficial del Estado. Según el documento, la Confederación financiará y ejecutará las obras, mientras que la Mancomunidad asumirá la explotación, mantenimiento y conservación de las instalaciones.

Al respecto, la encomienda, que tiene una vigencia indefinida, no supone un cambio de la titularidad de las obras y podría ser revocada por motivos de interés general, o bien, previa denuncia de las partes, con preaviso de seis meses, por incumplimiento de las obligaciones respectivamente asumidas en el convenio. Además, el documento establece la creación de una comisión de seguimiento que estará compuesta por dos representantes de cada parte, que se reunirán cuantas veces sea necesario para deliberar y acordar la coordinación de las actuaciones.

En este sentido, la Confederación estará obligada durante un año tras la recepción de las obras a asumir la reparación de aquellos defectos imputables a la ejecución de las obras y que se manifiesten con posterioridad al acto de recepción. Esta garantía no cubrirá los desperfectos por un uso inadecuado de las instalaciones, ni los debidos a actos vandálicos, ni los deterioros debidos al paso del tiempo, ni el desgaste propio de un normal funcionamiento. El organismo regulador de cuenca también se reserva las funciones de inspección y control sobre el colector, así como la facultad de dictar las instrucciones precisas para garantizar su adecuado funcionamiento.

Por su parte, la Mancomunidad deberá realizar las obras de mantenimiento y conservación que sean necesarias, comprometiéndose a asumir los gastos que de las mismas puedan derivarse. La institución también tendrá que costear los gastos y realizar los contratos necesarios para la puesta en marcha del colector cedido y de todas sus instalaciones auxiliares.

Las obras

El proyecto del nuevo colector general de Cabañas Raras consistirá en la ejecución de una infraestructura general de saneamiento de 4.500 metros de longitud a base de tubería de PVC. Asimismo se ejecutarán tres aliviaderos de tormenta, de 84 metros cúbicos de capacidad de retención conjunta, equipados todos ellos con tamices rotativos, sistema de limpieza de cámaras mediante limpiador basculante y estación remota para telecontrol.

Las obras permitirán la conexión de los núcleos de Cabañas Raras y Cortiguera así como de los Polígonos Industriales del Bayo y Cabañas a la depuradora. El primer proyecto, datado del año 2009, nunca llegó a ejecutarse debido a las restricciones presupuestarias derivadas de la crisis económica, pese a que las actuaciones precisas para la mejora de la depuración y vertido de las aguas residuales del Bajo Bierzo se declararon de interés general del Estado en 1997.

Tras la firma en 2010 del protocolo general de colaboración entre el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta, que fijó el marco general de colaboración en el ámbito del saneamiento y la depuración y en cuyo anexo figura el colector de Cabañas Raras, la Administración General del Estado asumió la ejecución de la obra. Así, en mayo de 2015, la Confederación Miño-Sil realizó la contratación de un servicio de asistencia técnica con el objetivo de remodelar el proyecto del año 2009 y adaptarlo a los cambios legales, normativos y en la realidad física habidos desde esta fecha.

La construcción del nuevo colector y su conexión a la red de saneamiento completa las obras que han tenido lugar en los cauces de los ríos Sil, Cua, Burbia y Barredos, así como las de la EDAR de Villadepalos. Todas estas infraestructuras ya han sido objeto de encomienda de gestión para llevar a cabo su explotación, mantenimiento y conservación, a favor de la Mancomunidad de Municipios para el tratamiento de las aguas residuales del Bajo Bierzo.