Elbierzonoticias

Sanidad negocia con los sindicatos el pago de horas extra ante la falta de médicos en León

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez, participa en los Desayunos de Ical.
El consejero de Sanidad, Antonio Sáez, participa en los Desayunos de Ical. / Leticia Pérez
  • Sáez Agudo asegura que aumentará un 20% el presupuesto en sustituciones y defiende la accesibilidad en el medio rural y aboga por «algunos ajustes» para que este nivel sea más resolutivo

La Consejería de Sanidad aumentará este año un 20% la partida para cubrir las sustituciones de médicos de familia, lo que supondrá pasar de los 70 millones de 2016 a unos 84. No obstante, todo dependerá del cierre del Presupuesto General de la Comunidad, según avanzó en 'Los desayunos de Ical' el consejero del ramo, Antonio María Sáez Aguado, quien también destacó que Sacyl negocia en mesa sectorial la posibilidad de ofrecer a los profesionales trabajar algunas tardes para poder atender los problemas registrados en varias áreas de salud, caso de Burgos y León, donde hay “escasez” de efectivos para encontrar profesionales para vacaciones, descansos o permisos.

  • Escucha el audio

    Sáez Aguado habla sobre sustituciones

  • «La sanidad no se ha debilitado, pero la demanda social genera la sensación de que no es la misma»

El consejero precisó que en todo caso se trata de cuestiones muy puntuales, ya que la cobertura está garantizada con la plantilla de 570 médicos de área, que son los encargados también de sustituir a los titulares que hacen guardias y que tienen derecho al descanso posterior, y algunos de los cuales están vinculados al medio rural.

Si bien, reconoció que a medio plazo la sanidad de Castilla y León se enfrenta al problema de la jubilación de unos 700 médicos de familia en los próximos cinco años, para lo cual su departamento trabaja en varias direcciones. Por un lado, en la estabilidad en el empleo, a través de la convocatoria de oposiciones y el compromiso de consolidar “cuanto antes” los puestos de interinos con más de tres años de duración.

En el primer caso, Sáez Aguado confió en que de las 2.000 plazas que podría ofertar la Junta en 2017 “una parte importante” sea para Sacyl, entre 800 y 1.000 plazas; y en el segundo, estimó que de los 5.000 puestos previstos “gran parte” sean sanitarios. “Con estos dos compromisos de estabilidad se compensarán en buena medida las jubilaciones”, sentenció.

Medidas de choque

Aunque en estos momentos “el 99,7 por ciento de las plazas de Medicina de Familia están cubiertas”, en la cartera de también se incluye la prolongación del servicio activo, es decir, permitir a los profesionales que lo soliciten continuar trabajando al cumplir los 65 años. Otra medida de choque es la convocatoria de los concursos de traslados para facilitar movilidad y atraer a profesionales de otras autonomías -26 en la última convocatoria-.

Además, el consejero citó el programa de fidelización de los mejores residentes, a los que se ofrece un contrato por tres años, y permitir la contratación de médicos extracomunitarios, a través de la Ley de Medidas tributarias y administrativas que acompañará a los Presupuestos Generales de la Comunidad de Castilla y León. En concreto, prevé que la Administración pueda contratarlos como interinos cuando falten especialistas y quede acreditada la necesidad y urgencia de la provisión de un puesto, con independencia del cupo del 12 por ciento fijado por Ley.

Cambio de modelo

Para Sáez Aguado la Medicina de Familia es “el ejercicio más completo e integral de la medicina”, que exige un reconocimiento y mayor peso en el sistema para ser cada vez más resolutiva. Comparte la corriente del Foro de la Atención Primaria que reclama un peso del 16 por ciento de los presupuestos sanitarios para este nivel, “justo lo que destina Castilla y León”, resaltó.

Aunque no ha dado con la fórmula, el consejero reconoció que hay que hacer “algunos ajustes” para que este nivel sea más resolutivo y tenga mayor capacidad de gestión. Para el profesional contar con un cupo es “una conquista importante”, pero a veces genera rigideces para que el equipo del centro vea también en conjunto a toda su población para impulsar más actividades preventivas y de promoción de la salud, por ejemplo, explicó.

Asistencia rural, garantizada

Preguntado sobre las propuestas de las Sociedad Castellano y Leonesa de Medicina de Familia (SocalemFyC) que considera que es complicado garantizar el desarrollo profesional y de competencias de los médicos en consultorios con muy pocos pacientes, el consejero dijo que estudian sus propuestas para lograr compatibilizar la accesibilidad con “los mejores niveles de calidad”. En todo caso, defendió que el acceso a la asistencia sanitaria “no puede correr peligro”.

“Tenemos la accesibilidad más elevada. En Castilla y León, cada ciudadano visita a su médico de familia una media de 12 veces al año. En las zonas urbanas es similar, pero en las rurales se duplica. Hay que trabajar para buscar el equilibrio difícil; garantizar el mismo acceso a la asistencia en el medio rural, y a la vez garantizar la organización más eficiente”.

Recuperación derechos

Finalmente, en materia laboral, Sáez Aguado confió en que 2017 sirva para dar algunos pasos en recuperación de derechos. Aunque todo lo condicionará el cierre del Presupuesto General del Estado, espera poder negociar con los sindicatos el inicio de la recuperación de la productividad variable; así como adoptar medidas para reducir las tasas de interinidad. También, en el aire queda la recuperación de la jornada de las 35 horas.

El consejero recordó que ya se ha avanzado en algunos asuntos, como en la devolución de la paga extra, y en una “tímida” subida salarial del uno por ciento en 2016, tras una bajada del cinco por ciento en la época de José Luis Rodríguez Zapatero y cinco años de congelación de Mariano Rajoy.