Elbierzonoticias

La Junta invertirá un millón de euros en solucionar los problemas de abastecimiento de agua de Fabero

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, junto a la alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, durante la reunión con las diferentes autoridades locales
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, junto a la alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, durante la reunión con las diferentes autoridades locales / César Sánchez
  • El municipio arrastra problemas en el suministro desde que en septiembre sufrió el incendio más grande de la temporada en la comunidad

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, anunció hoy que la Junta invertirá cerca de un millón de euros en solucionar los “problemas importantes en el abastecimiento de agua” que sufre el municipio berciano de Fabero desde que, en el mes de septiembre, sufriera el incendio más grande de la temporada en Castilla y León. Las actuaciones se dividirán en tres fases atendiendo a la urgencia de los trabajos.

En ese sentido, el consejero adelantó que la primera fase de las actuaciones se centrará en los manantiales antiguos que suministran agua a la localidad de Bárcena de la Abadía, que se acondicionarán con la construcción de varios túneles en los que se instalarán sistemas de filtrado de gravas y materiales textiles y de cloración. Los trabajos, que revisten un carácter de urgencia inmediata, tendrán una duración de quince días y contarán con un presupuesto de 30.000 euros más IVA. “Se trata de una obra transitoria ya que al final de la segunda fase de actuaciones, Bárcena también se abastecerá de la estación potabilizadora”, explicó Suárez Quiñones.

La segunda fase de los trabajos tiene como objetivo eliminar los arrastres más importantes causados por el incendio gracias a la instalación de decantadores y desarenadores. En ese sentido, el consejero recordó que “los restos del incendio hacían que el agua no tuviera calidad”. Además, según explicó Suárez Quiñones, “la estación de tratamiento de aguas y potabilización tampoco estaba en las mejores condiciones para dar respuesta a la depuración”.

Al respecto, esta segunda fase de las actuaciones también supondrá una actuación “en profundidad” en la planta potabilizadora, en la que se actualizarán lso equipos eléctricos y electromecánicos para ponerla “en funcionamiento óptimo”. El calendario previsto para esta segunda fase de las obras establece un periodo de entre tres y cuatro meses para la realización de los trabajos, que cuentan con un presupuesto de 400.000 euros más IVA y que desarrollará el Somacyl.

La tercera y última fase de los trabajos supondrá actuar en la captación y conducción del agua. En ese sentido, las obras afectarán a 1.880 metros de la canalización y al azud de captación, que se restaurará y actualizará para mejorar sus “malas condiciones”. Las actuaciones cuentan con un presupuesto de más de 500.000 euros y las obras se ejecutarán después de terminar las dos primeras fases. “Nos preocupa menos porque no tiene carácter urgente”, explicó el consejero.

Ayudas del Gobierno central

Por otro lado, Suárez Quiñones anunció que el Gobierno central ha aceptado las actuaciones de urgencia solicitadas por la Junta para paliar el “profundo daño al medio natural” causado por un incendio que definió como “histórico”. “Entre todos vamos a poner las medidas necesarias para ir perdiendo poco a poco ese recuerdo tan terrible”, explicó el consejero.

En ese sentido, Suárez Quiñones avanzó que el lunes volverá a Fabero para reunirse con los representantes de los municipios afectados y con los alcaldes pedáneos para explicar las tareas de restauración que se llevarán a cabo en la zona.

Cámaras de videovigilancia

Además, el consejero de Fomento también confirmó que la Junta “ya tiene planificado” el número de cámaras de videovigilancia que instalará en la comarca del Bierzo para evitar que se produzcan otros fuegos y que cifró en “cerca de una veintena”.

Al respecto, Suárez Quiñones insistió en el proyecto que maneja la Junta para aprovechar los recursos forestales de la comarca como una de las medidas que ayudará a “acabar con esta situación”. “Parece que tiene que haber un valor economico para que se acabe con esto”, lamentó el consejero, que mencionó el proyecto de la planta impulsada por la empresa Forestalia como una de las maneras de obtener productividad de las 210.000 hectáreas de masa arbolada de las que dispone el Bierzo. “Queremos eliminar el Bierzo de la nómina de territorios en los que se quema el monte”, sentenció.

Costes para el municipio

Por su parte, la alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, agradeció la intervención de la Junta en un “problema muy grave”. “Esta situación dramática nos ha generado muchos costes para poder seguir abasteciendo de agua al municipio”, explicó la regidora, que cifró en 150.000 euros el coste soportado por las arcas municipales para paliar los efectos del incendio.