Elbierzonoticias

El carbón confía en un «nuevo tiempo político» con Álvaro Nadal que mantenga con vida el empleo y la actividad

  • Villares (CCOO) y Fernández (UGT) se muestran cautos frente al nuevo ministro de Energía al que exigen que cumplan lo pactado y aunque entienden «que Rajoy llega muy tarde» confían en que el «caos se pueda revertir»

Coge el testigo de José Manuel Soria, el ministro que pasará a la historia por ser la “ruina” de la minería. Su apellido no es ajeno para el sector. Y su nombre está estrechamente ligado con la política económica de Mariano Rajoy durante los últimos cuatro años. Sin embargo, la minería se muestra cauta con el nombramiento de un nuevo ministro y espera hechos para poder emitir un juicio.

Álvaro Nadal asume las riendas de la cartera de nueva creación de Energía, Turismo y Agenda Digital que hasta ahora pertenecían al ministerio de Industria. Lo hace tras desplazar y acabar con las aspiraciones de su hermano gemelo, Alberto, hasta ahora secretario de Estado de Energía y con el carbón sin perder detalle de cada movimiento en torno a la política energética.

Un nuevo tiempo que exige el cumplimiento de lo pacto. Al fin de cuentas es el único punto de partida para garantizar el futuro del sector. Es la principal reflexión de José Luis Villares y Víctor Fernández, responsable de Industria de CCOO y UGT, respectivamente, que apelan al tiempo para entrar a valorar la decisión de Mariano Rajoy.

“Hay que darle tiempo al nuevo ministro aunque confiemos en que tenga una línea de trabajo diferente y que atienda todas las reivindicaciones del sector minero, haciendo cumplir el marco de actuación para dar viabilidad al sector”, señala Villares, que a la espera de los acontecimientos entiende que este cambio político “llega muy tarde”.

“El gobierno en funciones tenía que haber hecho su trabajo y en lugar de ello se ha escudado en esta etapa de transición. Alberto Nadal nos ha engañado dando soluciones que nunca ha cumplido y quizá ese sea el motivo de su desaparición”, señala Villares, que entrega su voto de confianza a este tiempo liderado por Álvaro Nadal.

«Tiempo al tiempo»

Postura compartida por su homólogo en UGT, Víctor Fernández entiende que no es una cuestión de nombres sino de hechos. “Hay que ver si ejecuta la política minera pactada. El tiempo lo juzgará. Si cumple con lo pactado y saca adelante al sector nos da igual cómo se llame”.

Fernández recuerda el incumplimiento sistemático del Gobierno con el sector y entiende que ya es hora de que este nuevo ministro haga cumplir lo acordado para que se pueda mantener un volumen de empleo y actividad suficiente en la transición energético hasta que aparecen otros modelos energéticos productivos.

Es más, Fernández recuerda que conforme al Plan del Carbón la previsión del suministro con carbón nacional oscilaba entre los 6,5 millones de toneladas y los 5,8 de aquí a finales del 2018, a pesar de que la horquilla de las ayudas era de entre dos y 1,8 millones. Cifras alejadas de la realidad en un año en el que al cierre del mes de agosto apenas se superaron las 630.000 toneladas.

“El sector nunca volverá a ser el que era porque cuando una mina cierra es para siempre. Sin embargo, muchas de las empresas que ahora mismo están abocadas al cierre podrían salir adelante con una reversión de las políticas en materia energética del Gobierno”, señaló Fernández, que además entiende urgente que el Gobierno presente el plan de cierre pactado con Bruselas y establezca un hueco térmico para el carbón “real”.

En los próximos días, UGT y CCOO se pondrán en contacto con el estrenado ministerio para emplazar a Nadal a una reunión y la convocatoria urgente de la Mesa del Carbón para sentar las bases que perita que revertir la actual situación de “caos” que, según recuerdan ambos representantes, es solo cuestión de voluntad política.