Elbierzonoticias

El Consejo cede al Banco de Alimentos una parcela para desarrollar un programa de horticultura social

El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, y el del Banco de Alimentos del Sil, Damián Tascón, en la firma del convenio.
El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, y el del Banco de Alimentos del Sil, Damián Tascón, en la firma del convenio.
  • El huerto de 4.885 metros cuadrados se ubica en Cuatrovientos y permitirá formarse en técnicas agrícolas a un total de 15 voluntarios, la mayoría desempleados de larga duración

El Banco de Tierras del Bierzo ha cedido un terrenos de 4.885 metros cuadrados al Banco de Alimentos del Sil por un periodo prorrogable de tres años para la puesta en marcha de un programa de horticultura social en el que participarán inicialmente quince voluntarios. La parcela se ubica en el barrio de Cuatrovientos.

El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, y los responsables del BAS han firmado este martes en la sede de la institución el convenio de colaboración que ha sido posible gracias a la cesión realizada por los propietarios de la finca.

Álvarez Courel ha explicado que se trata de un proyecto «innovador» en el que el Banco de Alimentos del Sil «es la primera entidad social de estas características que con el apoyo del Banco de Tierras desarrolla un proyecto de voluntariado como instrumento solidario con la finalidad de facilitar la obtención de productos hortícolas saludables y de temporada para su posterior reparto y distribución entre las entidades benéficas colaboradoras con el BAS».

En virtud del acuerdo, la ONG gestionará la cesión el terreno y se hará cargo del pago de los recibos correspondientes a la comunidad de regantes y se hará cargo del cuidado y la explotación del huerto.

El presidente comarcal manifestado su agradecimiento al propietario de los terrenos, Ángel Moral y a sus familiares que estuvieron presentes en la firma del contrato de cesión gratuita, por «su respaldo a este proyecto social».

El Banco de Tierras prestará al Banco de Alimentos del Sil asesoramiento agrícola, el asesoramiento técnico, semillas y semilleros y la formación correspondiente. Asimismo, en colaboración con la Asociación Berciana de Agricultores y la IGP del Pimiento Asado del Bierzo impartirá talleres formativos hortícolas a los voluntarios con el objetivo de «facilitar la adquisión de habilidades y aptitudes para trabajar esa parcela», ha indicado el presidente comarcal.

Desde el Consejo Comarcal reconocen la «fundamental» e «importante» labor que el BAS realiza «en beneficio de tantísimas personas en la comarca"», ha explicado su responsable, «por ello nos pareció primordial poder aportar nuestro empuje y apoyo a través de este convenio para desarrollar un programa de horticultura social», subrayó. Asimismo, manifestó el «reconocimiento» y «admiración» de la institución a los voluntarios de la ONG por su «labor altruísta».

Álvarez Courel puso de manifiesto el interés del Banco de Tierra por dar un mayor enfoque social a su actividad dentro de su compromiso con el sector primario. Por ello, colabora también con Alfaem con la cesión de un huerto terapéutico en Camponaraya, cuyos productos ya han empezado a ser comercializados en esta última campaña, con Asprona Bierzo que gestiona cuatro viñedos en producción y una plantación de almendros y con una asociación ecuatoriana que alterna el cultivo de productos de su tierra con cultivos bercianos. «Como se puede ver lo que pretendemos es enfocar este banco no sólo a la obtención de un rendimiento agrícola o agrario profesional sino también en esa labor social», apuntó.

El presidente del Banco de Alimentos, Damián Tascón trasladó su agradecimiento al Consejo Comarcal y a los propietarios de los terrenos por esta cesión a través del BT y avanzó que el equipo de voluntarios de la ONG «va a responder muy bien».

Por su parte, la secretaria ONG, Ana Garnelo, considera que esta cesión es «muy importante» ya que cree que «dice mucho de la institución». Además, avanzó que la gestión de la parcela permitirá a los voluntarios del BAS -en su mayoría desempleados de larga duración- acceder a una nueva posibilidad de formación.