Elbierzonoticias

Carucedo creará una cooperativa agraria para impulsar un sello de calidad ligado a Las Médulas

Las Médulas.
Las Médulas.
  • El proyecto busca que los productos sean reconocidos con el marchamo de Especialidad Tradicional Garantizada

El alcalde de Carucedo, Alfonso Fernández, avanzó hoy que el Ayuntamiento trabaja en un proyecto “aún en ciernes” para crear en el municipio una cooperativa agraria que elabore productos a partir de materias primas cultivadas en la zona, y que sirva para impulsar un sello de calidad ligado al Patrimonio de la Humanidad de Las Médulas. Fernández avanzó que el marchamo “adecuado” para el proyecto sería el de Especialidad Tradicional Garantizada, que no acredita la procedencia geográfica del producto pero sí su método de elaboración.

En este sentido, el objetivo del consistorio es “dotar de un valor añadido a la tierra y al Patrimonio de la Humanidad”, con la elaboración de productos propios de la zona, como la castaña o la pera caruja de Orellán, una variedad característica de la zona, que resulta muy dura para comer pero apta para mermelada y almíbar. “El propio nombre del pueblo de Carucedo deriva etimológicamente de un tipo especial de manzana que hay en la zona”, recordó el regidor en esa línea.

La comercialización de los productos con el marchamo de calidad de Las Médulas tendría lugar en los establecimientos asentados en el paraje, avanzó Fernández, que recordó que en el Bierzo existen otras seis figuras de calidad ligadas al sector agroalimentario. “La idea es crear una cooperativa integrada por población rural, principalmente mujeres”, explicó el alcalde, que reconoció que la idea ya se ha puesto en práctica en la provincia con experiencias como Del Monte de Tabuyo, una cooperativa integrada por cinco mujeres y creada al amparo de la asociación Montañas del Teleno.

En ese sentido, el regidor avanzó que los servicios del Ayuntamiento trabajan en la búsqueda de información para llevar adelante el proyecto. “Tenemos que movernos a nivel de cooperativismo”, recordó Fernández, que apuntó que este método de organización empresarial ofrece ventajas en cuanto a la financiación o los pagos a la Seguridad Social. “Parece ser que el Bierzo se quiere tirar otra vez a la producción primaria porque la industria nos ha abandonado”, sentenció Fernández.

Al respecto, el alcalde recordó que existe un proyecto para replantar con castaños una superficie de 90 hectáreas en el municipio. “Se trata de volver a sembrar tierras de cultivo abandonadas para dar una imagen menos asilvestrada”, explicó Fernández, que subrayó el valor de un “ecosistema en mosaico para mantener la biodiversidad de la zona”.

En esa línea, la iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Mesa del Castaño y de Biocastanea, pretende acondicionar el paisaje y entronca con la idea de comercializar los productos de la zona bajo un sello de calidad propio. “La materia prima tiene que salir de aquí”, insistió Fernández, que valoró la posibilidad de repoblar otras zonas del municipio con nogales que permitirían la elaboración de productos como la rosca de nuez.