Las Médulas profesionaliza su plan de accesibilidad y movilidad

El objetivo es ofrecer un servicio de calidad e integral al visitante que se acerque a este paraje natural reconocido por la UNESCO, con la posibilidad de adquirir una entrada conjunta de movilidad y acceso a los diferentes centros interpretativos

Visita guiada a Las Médulas./César Sánchez
Visita guiada a Las Médulas. / César Sánchez
ELBIERZONOTICIASCarucedo

El director general de Patrimonio, Enrique Saiz, ha presentado este viernes en la Casa del Parque de Las Médulas en Carucedo la propuesta de profesionalización del Plan IterMédulas, una iniciativa puesta en marcha en el paraje el año pasado de forma experimental y que incluía unas directrices de movilidad, accesibilidad, transporte colectivo y aparcamientos.

De este modo, para 2018 la Fundación Las Médulas contempla perfeccionar y profesionalizar el sistema y dar un paso más, ofreciendo la posibilidad, de adquirir junto con la movilidad, una entrada conjunta de acceso a los diferentes centros interpretativos del ECN Las Médulas. Se ha elaborado un calendario en el que se han estimado setenta y un días de afluencia, alta, máxima y crítica en los que será preciso restringir el acceso de visitantes en vehículos particulares. Durante esos días habrá restricción de acceso para vehículos particulares de 9 a 20 horas, en las zonas más sensibles y visitadas como son el pueblo de Las Médulas y Senda de Las Valiñas y Orellán, salvo para residentes, reservas hoteleras y otros autorizados.

Durante esos días funcionará el servicio de transporte colectivo que conectará entre sí puntos de interés patrimonial, localidades y centros interpretativos: Línea 0, circular en Carucedo, Línea 1 a Las Médulas, Línea 2 a Orellán-Mirador y Galería; estas tres líneas contarán con una periodicidad de paso por cada una de las paradas habilitadas de entre 20 y 30 minutos. Línea 3, al Castillo de Cornatel, con dos salidas puntuales mañana y tarde. Así mismo se cuenta con una línea especial bajo demanda, desde el Aula de los Canales de Puente de Domingo Flórez. También existe una línea que una vez al día parte de Ponferrada, con diferentes paradas en zonas hoteleras, y permite al visitante pasar un día en el Espacio Cultural y Natural Las Médulas. La adquisición del billete, disponible en diferentes modalidades, permite el uso del sistema las veces que se desee desde cualquier parada y a lo largo de dos días consecutivos, con el fin de que el visitante pueda acceder a la mayor parte de los recursos dispersos en el territorio y favorecer la pernoctación en la zona. Los habitantes de los municipios podrán usar estas líneas al precio habitual.

Este año se cuenta con la profesionalización del sistema, guías, taquilleros, informadores y controladores de aparcamiento y se estima que se movilizarán unas 35 personas a lo largo de los 72 días de funcionamiento del sistema. Y con el fin de dar un servicio de calidad e integral al visitante, la Fundación asegura la apertura del Aula de Interpretación de los Canales Luis del Olmo en Puente de Domingo Flórez, que no cuenta con personal propio. También se plantea la posibilidad de desarrollar salidas a los canales bajo demanda desde este centro a partir del verano.

Imagen de la reunión del patronato de la Fundación Las Médulas.
Imagen de la reunión del patronato de la Fundación Las Médulas.

 

Yacimiento romano de Pedreiras de Lago

Por otro lado, Enrique Saiz ha presentado el proyecto de puesta en valor del yacimiento romano de Pedreiras, donde se realiza una integración total de dicho yacimiento en el paisaje donde se ubica. Esta actuación permitirá el acceso al yacimiento y la visita a los restos excavados, así como a los vestigios de pintura mural que se conservan en un pequeño pabellón, que se prevé abrir al público este verano.

Pedreiras de Lago es un yacimiento romano contemporáneo a la explotación de la mina y con morfología constructiva típicamente romana que incluye la disposición de estancias entorno a patios porticados y la presencia de pinturas murales de tipología clásica en parte de sus estancias. Los investigadores lo han asociado como posible residencia de las élites que controlaban el funcionamiento de la mina de oro. Fue excavado en los años 90 del pasado siglo por un equipo del C.S.I.C., dirigido por Javier Sánchez-Palencia, y desde entonces permanecía cubierto y conservado.

En 2015, después de la adquisición de los terrenos por parte de la Junta de Castilla y León, y mediante un campo de trabajo, se procedió a la exhumación de los restos de este yacimiento. El fin de esta actuación era recuperar el yacimiento arqueológico y poder integrarlo en la Ruta de los Poblados, con la idea de que se completase el discurso histórico-social sobre Las Médulas, y de que el visitante tuviese una visión integral sobre este aspecto histórico. De la misma manera se podría ver culminada una gran demanda social en la zona. Se consiguió recuperar este yacimiento, elaborar un análisis de diagnóstico sobre su  estado de conservación y hacer unas primeras intervenciones de urgencia en materia de restauración arqueológica.

En 2016 el Patronato de la Fundación Las Médulas encargó el proyecto de puesta en valor de este yacimiento arqueológico. Dicho proyecto presenta una integración total del yacimiento con el paisaje en el que se encuentra. Se plantea un acceso mediante rampa accesible y una visita a los restos excavados a través de una pasarela. Además cuenta con un pequeño pabellón de protección en la zona en la que se conservan mayores vestigios de pintura mural. A nivel arqueológico se está trabajando en la consolidación de muros y estructuras arqueológicas y en la restauración de los elementos ornamentales del yacimiento. La actuación se completa con señalización interpretativa sobre el yacimiento para favorecer la comprensión del mismo, así como su relación con los otros recursos patrimoniales del ECN Las Médulas.

Esta actuación se acomete mediante una subvención directa de la Junta de Castilla y León y la inversión es cercana a los 110.000 euros. Se prevé que las obras finalicen el mes de abril y que el yacimiento arqueológico pueda ser visitable este verano.

A la vez, se plantea una segunda fase de intervención que consistiría en la recuperación del horno calero colindante al yacimiento con el fin de hacer un mirador/plataforma desde la parte superior que permitiría una comprensión panorámica de los restos arqueológicos.

Contenido Patrocinado

Fotos