Los médicos del medio rural de la comarca del Bierzo irán a la huelga indefinida en el mes de julio

Imagen de la reunión entre los médicos interinos y el presidente y el vicepresidente comarcal./E.Jiménez
Imagen de la reunión entre los médicos interinos y el presidente y el vicepresidente comarcal. / E.Jiménez

Denuncian que la decisión de la Junta de Castilla y León de cambiarles su régimen laboral provocará el cierre de los consultorios rurales y, por tanto, «se perderá calidad en la sanidad del medio rural»

E.JIMÉNEZPonferrada

Los médicos funcionarios interinos, aquellos que ejercen en los consultorios del medio rural, han decidido ir a una huelga indefinida a partir del mes de julio ante la decisión de la Junta de Castilla y León de cambiarles su régimen laboral. Una situación que supondrá, según explicaron este miércoles en Ponferrada, «la pérdida de gran parte de los consultorios médicos rurales y también una reducción de la calidad de la sanidad rural».

En la comarca del Bierzo son aproximadamente medio centenar los médicos, de los 750 de Castilla y León, que se verán afectados y que podrían ver como sus plazas salen a concurso si los convierten en personal estatutario, que daría lugar a ser médicos de área, «que están en una situación peor que nosotros con guardias muy mal pagadas», aseguró Fernando Fernández Astorgano, que ejerce en el consultorio de Palacios del Sil.

La única solución que les ha propuesto el consejero de Sanidad, con el que se han reunido en varias ocasiones, es precisamente que se presenten a un examen y sumarlo a sus méritos, lo que los pondría en una situación de desigualdad con médicos recién formados, ya que en su mayor parte son ya personas mayores de 55 años y que llevan ejerciendo en el medio rural más de 20 años.

Por ello, con la huelga que plantean en el mes de julio intentarán «hacer el menor daño a la población pero el máximo a la Consejería», porque «lo único que quieren es recortar y lo único que van a hacer es que se pierdan los consultorios médicos rurales», apostilló Fernández Astorgano.

Es más, sus pacientes son, en su mayoría, mayores, por lo que su función es «el acercamiento a ellos en su medio rural» mediante una medicina «humanitaria», algo que se perdería ya que tendrían que ser atendidos en los centros de salud de cada municipio.

Con todo ello, este miércoles han buscado el apoyo del Consejo Comarcal del Bierzo. Su presidente, Gerardo Álvarez Courel, mostró todo el apoyo de la institución a una situación «que va a conllevar reducción de la asistencia sanitaria en el medio rural», lo que sería, a su juicio, «la puntilla al medio rural».

Contenido Patrocinado

Fotos