La localidad de Villar de Otero marca una de las temperaturas más bajas de la provincia al bajar el termómetro hasta los -5,3º

Efectos de las heladas. /Peio García
Efectos de las heladas. / Peio García

La mínima de la comarca se registró a las 8.40 horas por detrás de Villablino donde el mercurio bajó las 8.00 de la mañana hasta los -7.7º

CARMEN RAMOS Ponferrada

La comarca del Bierzo ha registrado este martes una de las temperaturas más bajas de la provincia. Aunque las intensas heladas han sido la tónica de esta madrugada, la localidad de Villar de Acero, perteneciente al municipio de Vega de Espinareda, lo ha sentido de forma especial.

Y es que el termómetro se desplomó allí a las 8.40 horas por debajo de los cero grados hasta alcanzar los -5,3º, una de las mínimas en León. Todo ello por detrás de Villablino, la capital de Laciana, donde el mercurio llegó a los -7,7º a las ocho de la mañana.

En Ponferrada la helada hizo mella en una mañana especialmente heladora y donde los termómetros marcaron también valores negativos, registrando -3,5º a las 8.30 de la mañana, según los datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Valladolid. No obstante, la presencia temprana del sol permitió amortiguar la sensación de frío.

Desde la Aemet aseguran que esta situación «es normal» dado que estos valores están en consonancia con la estación otoñal que estamos atravesando. Asimismo, avanzan que en la previsión para los próximos días se repetirán las fuertes heladas con una entrada de aire polar del Norte con nevadas en la Cordillera Cantábrica, de Laciana hacia Burgos, pero dado que «El Bierzo es una comarca más protegida por las montañas va a tener cielos más despejados», explicó Juan Pablo Álvarez, delegado de Aemet en Castilla y Leó, lo que «ayuda a que se pierda más frío por la noche y enfríe más», subrayó.

Contenido Patrocinado

Fotos