La Junta pide colaboración al Gobierno para actuar contra la avispilla del castaño en el Bierzo

Avispilla del castaño./
Avispilla del castaño.

El Gobierno autonómico está a la espera de conocer los estudios definitivos sobre la repercusión de la utilización masiva de Torymus sobre el medio natural y la biodiversidad para proceder a su suelta

ELBIERZONOTICIASPonferrada

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha reunido en Madrid con responsables del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, MAPAMA, para recabar su colaboración y la coordinación futura con el resto de gobiernos autonómicos con el fin de controlar la plaga de avispilla que ya afecta al castaño del Bierzo.

Durante el encuentro, Suárez-Quiñones mostró la preocupación de la Junta por la extensión de la plaga en las zonas productoras de castaña de la comarca berciana expresada por los representantes de la Mesa del Castaño y del Consejo Comarcal en el transcurso de la feria Biocastanea, celebrada el pasado mes de noviembre.

El consejero pidió la colaboración del Ministerio para abordar las medidas de control de la plaga y evitar una alta incidencia en el castaño que repercuta negativamente en la economía de estas áreas rurales.

Entre las medidas a tomar figura una nueva suelta de Torymus sinensis, un parasitoide controlador biológico de la avispilla del castaño. Para esta suelta se está a la espera de conocer los estudios definitivos sobre la repercusión de su utilización masiva sobre el medio natural y la biodiversidad, tal y como exige la legislación nacional y comunitaria. Los responsables del MAPAMA se han comprometido a autorizar, de forma excepcional, estas sueltas en Castilla y León en zonas de alta infestación.

Por ello, Suárez-Quiñones ha solicitado al MAPAMA su incorporación activa al programa de control fitosanitario y ha puesto de manifiesto la necesidad de obtener el parasitoide a precios más asequibles que los actuales.

Convenio con la Diputación de León

La Junta de Castilla y León y la Diputación de León acaban de firmar el pasado 19 de noviembre, durante el desarrollo de la feria Biocastanea, un protocolo de actuaciones para el control fitosanitario del castaño, promover su conservación y aprovechamiento.

El castaño ocupa actualmente una superficie superior a las 18.000 hectáreas en la comarca berciana y es una de las especies cuyo aprovechamiento genera más recursos a miles de familias. La recogida y comercialización de la castaña es una de las actividades que más beneficio genera en las zonas productoras para sus habitantes gracias a la venta del producto en fresco y a la importante industria transformadora dependiente de él.

Castilla y León comercializa más de 8.000 toneladas de castañas con sello de garantía. La berciana copa el 90% y el resto se encuentra en Zamora, Ávila, Salamanca y el norte de Burgos.

La avispilla del castaño es la plaga más peligrosa conocida en el mundo para el castaño, llegando a tener una incidencia que reduce la productividad de esta especie tan importante en la economía de las áreas rurales hasta en un 80%. En nuestro país, su primera detección fue en el año 2012 en Cataluña, para posteriormente, año a año, ir extendiéndose por toda la Península Ibérica. En Castilla y León, la plaga de la avispilla fue detectada por primera vez esta primavera en varios puntos del Bierzo Oeste.

Contenido Patrocinado

Fotos