La Junta delimita en la comarca 11 municipios y 16 localidades con mayor riesgo de inundación de ríos de la CHMS

El consejero de Fomento y Medio Ambiente (2I), durante la presentación de las guías en Ponferrada. /
El consejero de Fomento y Medio Ambiente (2I), durante la presentación de las guías en Ponferrada.

El consejero de Fomento presenta en Ponferrada las guías de respuesta rápida para hacer frente a este tipo de situaciones

CARMEN RAMOS Ponferrada

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado hoy en la delegación territorial de la Junta de Castilla y León en Ponferrada las guías de respuesta rápida y eficaz diseñadas para hacer frente a una situación de riesgo de inundaciones de los ríos pertenecientes a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, del Duero y del Cantábrico para 115 localidades pertenecientes a 65 municipios de la provincia.

«Se trata de municipios que hemos calificado como problemáticos o que pueden tener un cierto riesgo», explicó Suárez-Quiñones, en una comparecencia en la que indicó que la iniciativa es extenderá también a 35 localidades y 27 municipios de la provincia de Zamora y en Palencia para 11 localidades

La Junta ha identificado en El Bierzo un total de 16 núcleos de población pertenecientes a 11 municipios con mayor riesgo de inundación situados en las planas de inuncación para avenidas Q500 (de los 10, 100 y 500 años) con puntos vulnerables como colegios, consultorios, residencias y otros enclaves de uso público por lo que «exige tomar con tiempo suficiente y con tranquilidad medidas al respecto», indicó.

Se trata de los municipios de Camponaraya (Camponaraya y Narayola); Carracedelo (Carracedo del Monasterio y Villadepalo; Congosto (San Miguel de las Dueñas); Folgoso de la Ribera (Boeza); Igüeña; Toreno (Matarrosa del Sil y Toreno); Torre del Bierzo; Vega de Espinareda (Vega de Espinareda y Sésamo); Vega de Valcarce (Ambasmestas); Villafranca del Bierzo (Valtuille de Arriba y Villafranca del Bierzo). A ellos se une Encinedo (La Baña).

El consejero de Fomento y Medio Ambiente explicó que estas guías, que se enmarcan dentro del INUNCYL, tienen como objetivo prioritario la prevención de cara a fomentar el voluntariado de Protección Civil y tener identificados por parte de los servicios municipales cuáles son las zonas de especial afección.

«Lo importante es la coordinación entre las responsabilidades que tienen los municipios y la Junta de Castilla y León, es clave, unido a una respuesta temprana de la posible situación de riesgo a la se enfrenta el municipio será la garantía de que tenga éxito en la intervención», indicó Suárez-Quiñones.

Contenido Patrocinado

Fotos