La Junta agiliza la reparación del derrumbe en la CL-631 entre Ponferrada y Villablino

El delegado territorial y el jefe de servicio de Fomento, durante su visita a la zona afectada./
El delegado territorial y el jefe de servicio de Fomento, durante su visita a la zona afectada.

La retroexcavadora está llevando a cabo trabajos de limpieza en la parte alta del talud y se colocará una malla para evitar nuevos desprendimientos

ELBIERZONOTICIASPáramo del Sil

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Guillermo García, y el jefe de servicio de Fomento, Juan Francisco Escanciano, se han desplazado esta mañana hasta los puntos kilométricos 31 y 32 de la carretera CL-631, que conecta Ponferrada y Villablino, con el objetivo de valorar los daños ocasionados por el desprendimiento de tierra y piedras del pasado miércoles.

Esta mañana una retroexcavadora de cadena ha empezado a trabajar para solucionar el problema desde lo más alto del talud, donde se produjeron los primeros desprendimientos de tierra. La maquinaria continuará 'limpiando' esa zona y la propia carretera durante los próximos días –siempre que las condiciones climatológicas lo permitan- con el objetivo de reabrir al tráfico rodado esta carretera lo antes posible.

El jefe de servicio de Fomento ha confirmado que, además, se colocará una malla para contener el talud y evitar así posibles nuevos derrumbes.

Mientras permanezca cerrada esta vía, se han habilitado desvíos señalizados por las carreteras LE-711, LE-715 y LE-716 por Fabero y un paso que bordea las antiguas instalaciones mineras de Santa Cruz del Sil.

Contenido Patrocinado

Fotos