La Junta aboga por que el carbón autóctono suponga el 4% en el mix energético

El director general de Energía y Minas de la Junta junto al director general de la Fundación Gas Natural. / Rubén Cacho

El director general de Energía y Minas apuesta por endurecer la normativa para autorizar el cierre de instalaciones

ICAL

El director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, Ricardo González Mantero, abogó hoy en Valladolid por que el carbón autóctono suponga el cuatro por ciento en el mix energético nacional para así garantizar el funcionamiento de las centrales térmicas de la Comunidad, a diferencia de lo que ocurría hace años cuando ese porcentaje llegaba al 7,5 por ciento. “Una participación del carbón en el conjunto del sistema que permitiría cierta supervivencia de algunas minas con futuro y sin ayudas, hasta que el mineral sea sustituido por las energías renovables”, reflexionó.

González Mantero, que inauguró el seminario de la Fundación Gas Natural Fenosa 'La transición energética y el mercado eléctrico, recordó que la Junta de Castilla y León, al igual que la Mesa de Energía del Bierzo, reclama una modificación del Real Decreto 1955/2000 para poner nuevas condiciones a las autorizaciones del cierre de instalaciones de producción de energía.

El director general de Energía y Minas precisó que, en la actualidad, esas autorizaciones solo se pueden denegar por motivos de seguridad y de suministro energético del país y defendió incluir otros criterios como estudiar de qué manera influye el cierre de una planta para el autoabastecimiento energético de España y para la competitividad de la economía. No en vano, explicó que la tecnología que sustituirá a las actuales instalaciones de quema del carbón es más cara.

Además, expuso que la Junta propone que haya una compensación a las eléctricas por servicio público diferente a la existente desde 2010 porque hay menos producción de carbón y existirá un número inferior de grupos térmicos en funcionamiento. También reclamó una ayuda a las eléctricas, a modo de compensación, en el caso de que el precio del mercado esté por debajo del coste de la generación de la electricidad con el carbón.

Ricardo González Mantero aseguró que la apuesta del Ministerio y la Junta es “clara” para que el carbón autóctono sea una “energía de respaldo” en el proceso de la transición energética. Se mostró esperanzado con las conversaciones que mantienen el Gobierno central con Endesa para que la empresa cambie de postura con la central de Compostilla (León), que cerrará en 2020.

Fotos