El juez decreta prisión incondicional para el empresario minero Rodolfo Cachero

Cachero, en el centro, a su salida de los juzgados de Oviedo. /Mario Rojas
Cachero, en el centro, a su salida de los juzgados de Oviedo. / Mario Rojas

El antiguo responsable de AsturLeonesa ingresa en la prisión madrileña de Soto del Real tras ser detenido este jueves

CAROLINA GARCÍA

Prisión incondicional para el empresario minero Rodolfo Cachero. El juzgado de guardia de Plaza Castilla ha comunicado este viernes al industrial el auto de ingreso en el centro penitenciario madrileó de Soto del Real, a donde será trasladado a lo largo de esta tarde.

El empresario, antiguo responsable de la Compañía Minera Astur Leonesa, con explotaciones en Degaña, fue detenido este jueves en Madrid trasdos meses en busca y captura.

Pesaba sobre él una orden de entrada en prisión para para cumplir una pena de treinta meses por ocho delitos fiscales agravados por reincidencia cometidos cuando dirigía la empresa allerana Coto Minero Jove.

Su relación con la explotación de Cerredo comenzó en diciembre de 2014, al adjudicarse de forma definitiva los activos de la extinta Coto Minero Cantábrico (CMC), la mayor empresa minera privada del país heredera directa de la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) y propiedad del empresario leonés Victorino Alonso, con quien tuvo sonoras polémicas.

CMC había entrado en concurso de acreedores en 2013 tras la parálisis del sector por los recortes de ayudas aprobados por el Gobierno de Rajoy en 2012 y la falta de venta de carbón a las térmicas.

De esta forma, sus activos: tanto la mina de cielo abierto como la de interior, considerada por la calidad y cantidad del carbón, así como por la tecnología invertida para su extracción, una de las mejores minas de Europa, pasaron a formar parte de la Compañía Minera Astur Leonesa, propiedad de Cachero.

A pesar del aplauso generalizado enter el comité de empresa, la situación de la minera se fue complicando y en ensero de 2017 a sociedad decide presentar concurso de acreedores.

Al mes siguiente, Cachero, que ya había sido condenado en el año 2000 por un fraude tributario, volvía a sentarse en el banquillo acusado de ocho presuntos delitos de fraude contra la Hacienda pública por evasión del IVA y del IRPF en la explotación carbonera allerana Coto Minero Jove, S. A. (antigua Mina Jovesa), ya cerrada.

Fotos