La gerencia sanitaria del Bierzo asegura que la presión asistencial de urgencias es la «típica» del mes de enero

Hospital del Bierzo./César Sánchez
Hospital del Bierzo. / César Sánchez

Niega saturación en las Urgencias tanto del Hospital como de Pico Tuerto pero sí picos de mucha presión asistencial en días puntuales

E.JIMÉNEZPonferrada

El gerente del Asistencia Sanitaria del Bierzo, José Antonio Visedo, ha asegurado que la presión asistencial de las Urgencias -tanto del Hospital del Bierzo como de Pico Tuerto- es la «típica»del mes de enero, negando, de este modo, situaciones de colapso, aunque sí reconoció que hubo un pico de «mucha presión asistencial» el día 30 de diciembre en Pico Tuerto, centro de salud que ronda como media unas 280 o 300 atenciones, al ser un punto de atención continuada.

En cuanto al hospital, Visedo señaló que el pasado martes se registraron 200 urgencias, 50 más de lo habitual, mientras que en la jornada de hoy ya se acercan a las 180. Cifras «normales» de un mes de enero donde la gripe ya empieza a tener incidencia importante y más en un territorio donde el 25% tiene más de 65 años. «Vienen personas mayores con problemas pulmonares pero es lo normal de la época», apostilló.

De este modo, dejó claro que «no hay ningún colapso» que, en su opinión, supondría que un paciente llegara a la puerta de urgencias y esté ocho horas esperando, «pero esto no es así, los tiempos medios de nuestra puerta de urgencias para ser atendidos puede ser de media hora o de cuarenta minutos como máximo, tenemos unos profesionales con un nivel de efectividad y rapidez increíble».

En relación a la incidencia de la gripe, José Antonio Visedo explicó que ronda ya los 200 pacientes por 100.000 habitantes, lo que significa que «empieza a venir poco a poco lo que es la epidemia». Es más, se ha pasado de 80 por 100.000 habitantes hace dos semanas a 220 que se registraron este miércoles, por lo que «la gripe empieza ya a tener potencia».

Ante esta situación el Hospital del Bierzo está preparado para cualquier posible contingencia. «Tenemos el hospital con camas libres en Medicina Interna pero todo abierto y todos los profesionales trabajando», indicó el gerente.

Por último, Visedo también apuntó a los principales problemas a los que se enfrenta en este 2018, que se centran sobre todo en una estabilización de la plantilla, ya que existe la necesidad de incorporar radiólogos, anestesistas y traumatólogos. «Este va a ser el año en el que vamos a intentar tener la plantilla de médicos completa, a ver si lo conseguimos», finalizó.

Contenido Patrocinado

Fotos