Forestalia garantiza que la planta de Cubillos no afectará al regadío y cree a Aire Limpio busca la «confrontación» sin información

Imagen de una de las plantas de Forestalia./
Imagen de una de las plantas de Forestalia.

La empresa lamenta la negativa de la plataforma a un proyecto «que respalda el tejido social, económico, empresarial e institucional del Bierzo»

CARMEN RAMOS Ponferrada

La empresa Forestalia ha garantizado hoy que la planta de generación eléctrica mediante biomasa agroforestal que se instalará en el polígono del Bayo en Cubillos del Sil con una potencia de 49,9 megavatios no afectará en modo alguno al agua potable y tampoco al regadío y los acuíferos del Bierzo. De esta forma, la compañía ha querido salir al paso de las acusaciones lanzadas por la plataforma Bierzo Aire Limpio que solicitó la intervención «urgente» de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil para paralizar una industria que consideran «altamente contaminante».

Desde Forestalia lamentan que la ONG recurra de forma sistemática al enfrentamiento haciendo uso de lo que entienden como una clara falta de información sobre el proyecto dado que mantienen su negativa a reunirse con ellos, por lo que no dudan en tenderle la mano para posibilitar una reunión con sus integrantes a fin de trasladarles todos los datos relativos a la factoría para aclararles de primera mano las dudas que pudieran tener sobre un proyecto que asegiran que respaldan buena parte de sectores de la sociedad berciana.

«Cuesta mucho debatir con quiénes no se quieren reunir con la empresa», indican desde la compañía. «Parece ser que esta plataforma se siente más cómoda desde la confrontación porque se ha intentado comunicar con ellos en varias ocasiones para mantener un encuentro, pasarles información de primera mano y nunca han respondido, muy a diferencia de otros sectores del tejido social, económico, empresarial e institucional del Bierzo con los que sí ha habido reuniones que muestran el pleno apoyo al proyecto», han subrayado fuentes de Forestalia.

La compañía acusa a la plataforma de mezclar conceptos «tan falsos y tan confusos» a la hora de hablar de la iniciativa. «Enmarañan una cantidad de cuestiones que sólo se puede interpretar desde un profundo desconocimiento o desde la mala fe», resaltan. En este caso, dejan claro que el abastecimiento para la planta no se realizará desde el Canal Alto del Bierzo sino desde el embalse de Bárcena y que buena parte del agua que se captará volverá de nuevo a la instalación, por lo que «no todo es uso en el sentido de que no es disminución del agua en su totalidad», señalan.

Consumo de agua

Aclaran, además, que los vertidos industriales irán a parar al sistema de depuración del alcantarillado de la propia área industrial y que los consumos de la planta de biomasa son una proporción mínima en comparación con el resto de usos del agua del embalse. «Lógicamente predominan los usos de riego y urbanos, como no puede ser de otra manera», apuntan.

La compañía confirmó que está pendiente en este momento de la autorización ambiental y administrativa de la Junta de Castilla y León para iniciar en el primer trimestre de 2018 la construcción de la planta de biomasa cuyas obras han sido adjudicadas a Acciona y que supondrán una inversión de 100 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos