La estación de avisos del Bierzo alerta del aumento de población de la polilla del racimo de la vid

Polilla del racimo de la vid.
Polilla del racimo de la vid.

Recomiendan realizar algún tratamiento sobre las cepas para evitar daños mayores

ELBIERZONOTICIAS

La estación de avisos agrícolas del Bierzo advirtió hoy del “fuerte aumento de población” de polilla del racimo de la vid detectado en esta última semana. Los responsables de la estación recordaron que este insecto, que se alimenta de las bayas del racimo, es una plaga de los viñedos capaz de reducir “de forma importante” la cantidad de uva vendimiada. Por ello, recomendaron realizar algún tratamiento químico para evitar daños mayores.

En ese sentido, el seguimiento establecido por la propia estación de avisos, en colaboración con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, detectó en sus trampas de feromonas un aumento de las polillas de segunda generación en todas las zonas vinícolas de la comarca. La recomendación de la estación señala que, si el tratamiento se aplica esta misma semana, las materias activas a utilizar deben estar diseñadas para la fase de inicio de vuelo o inicio de puesta.

Además, las materias activas usadas se deberían alternar para evitar problemas de resistencia. Al respecto, para aplicar las materias activas larvicidas, algo que debe ocurrir al inicio de la eclosión, es mejor esperar cuatro o cinco días y hacerlo siempre en las horas más frescas del día, al amanecer o al anochecer.

En concreto, el clorpirifos no se debe de usar mientras las temperaturas sigan siendo tan altas, señalaron los responsables de la estación, que recordaron que en la localidad de Parandones, así como en otras zonas del municipio de Toral de los Vados, se produjo el inicio de vuelo hace dos semanas, por lo que, en caso de que se considere necesario repetir el tratamiento en estas zonas, solo deben usarse materias activas larvicidas.

La polilla del racimo (Lobesia botrana) es un insecto lepidóptero, cuyas larvas dañan las uvas. Los daños que producen las larvas en las bayas favorecen la aparición posterior de podredumbres en el racimo, y si son muy cuantiosos, reducen de forma importante la cantidad de uva que se vendimiará.

Fotos