El envejecimiento de León se acelera: la población de niños hasta diez años iguala a la de mayores de 80 años

León envejece a pasos a un ritmo superario que la media de España. /Gráfico
León envejece a pasos a un ritmo superario que la media de España.

La provincia de León ha perdido 24.704 personas en apenas una década y experimenta el mayor declive demográfico de Castilla y León | España prevé que en 2020 la población de más de 65 años represente el 20% cuando en León ya supera el 26%

A. CUBILLAS León

León es un ‘país’ para viejos. La tendencia es clara y, previsiblemente, imparable. Un estudio advertía que los mayores de 65% representarían el 20% de la población española en el 2020 y el 35,7% en el 2050, situando a España como tercer país más viejo del mundo.

Un envejecimiento que se acelera en León. Aún en el 2017, los mayores de 65 años representa más del 26% de la población leonesa, una tendencia que se agudiza año tras años por el resultado de la caída de la natalidad y un éxodo masivo, contenido sólo por población extranjera.

Sólo en los seis primeros meses del año, León ha perdido 2.710 habitantes, situándose a la cabeza de la comunidad como la provincia que experimentó el mayor declive demográfico, según las Cifras de Población publicadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística.

Una caída que viene a constatar el descenso encadenado que sufre León y que en sólo un año ha perdido el 1% de su población (4.739 personas), en la última década el 5% (24.704 personas) y un 8% en dos décadas (41.183 personas).

Una pérdida que se ha acentuado en los últimos años pero que viene siendo una tónica general desde hace décadas. Así, hace 40 años gozaba de 541.776 habitantes, es decir, 71.506 más que en la actualidad. Una cifra que se desplomó hasta los 507.025 habitantes en tan sólo dos décadas y que llevo a que con el inicio del año 1999 León ya estuviese por debajo del medio millón de habitantes, situándose en los 499.735.

Piramide invertida

Una perdida poblacional preocupante ya de por sí sola pero que alarma si se tiene en cuenta la edad de los habitantes de una provincia que, año tras año, se envejece. Y, según los datos, a pasos agigantados, hasta dibujar una pirámide invertida en la que la cúspide crece más que la base.

Porque en León cada vez nacen menos niños y los jóvenes en cuanto pueden se van a otras provincias o comunidades. Así por ejemplo, los niños de cero a diez años apenas superan los 32.407, es decir, el 6,9% de la población. Por el contrario, los leoneses en el rango de edad comprendido entre los 75 y 85 años representan el 9,4% de la población, al superar los 44.200 personas.

Así por ejemplo, León contaba hace cuatro décadas con 76.604 habitantes entre los 20 y 30 años de edad. Hoy, sin embargo, ese rango de edad apenas supera las 41.000 personas. Situación inversa la que ocurre en la cúspide la pirámide de la provincia que refleja que en la actualidad residen en León más de 2.149 personas de más de 95 años y que el 26,6% de su población supera los 65 años.

Cifras que constatan que León sufre una imparable perdida poblacional que se mantendrá durante los próximos años y décadas sino se revierte la situación de una provincia que, sin duda, peina canas.

Contenido Patrocinado

Fotos