Los encerrados en el hospital denuncian la «pavisidad» del consejero y piden a los partidos que lleven a Cortes su lucha por la sanidad

Los encerrados en el Hospital del Bierzo, durante su última comparecencia pública./César Sánchez
Los encerrados en el Hospital del Bierzo, durante su última comparecencia pública. / César Sánchez

Denuncian nuevas presiones para que abandonen con la retirada de carteles que han repartido por el centro

CARMEN RAMOS Ponferrada

Los encerrados en el Hospital del Bierzo denuncian «pasividad» del consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, que todavía no ha dado respuesta a la petición de reunión solicitada y piden a los partidos políticos que lleven a las Cortes Regionales su lucha en defensa de la sanidad pública del Bierzo y Laciana.

La Asamblea de Usuarios recuerda su carácter apolítico pero lamenta la inacción de los representantes de las diferentes formaciones en las instituciones cuando se cumplen 25 días desde que iniciaron la protesta en el hall del primer centro sanitario de la comarca. Creen, precisamente, que la falta de presión por parte de los partidos impide que Sacyl se haga eco al menos eco de sus reivindicaciones.

«Nosotros somos apolíticos, no entramos con los partidos, pero son 25 días ya y deberían posicionarse en algo», explicó el portavoz de los encerrados, Francisco García, que segura que siguen sin contacto alguno con representantes de Sacyl y de la dirección del centro. «Por el momento hay bastante pasividad por parte del consejero de Sanidad y del gerente porque como no tienen presión de ningún partido político», subrayó.

Insisten, en este sentido, que Ponferrada es la segunda ciudad más importante de León por lo que entienden que «la situación clama al al cielo» y creen que los representantes en la cámara regional «deberían por lo menos manifestarse, a ver qué van a hacer»

Los encerrados reiteran su oposición a la privatización de la sanidad pública después de que esta misma semana la Gerencia Regional de Salud haya destinado una nueva partida de 260.000 a contratar operaciones con clínicas privadas. «Nos sueltan en la prensa que están invirtiendo dinero en la sanidad de Ponferrada pero nosotros no estamos por la privatización, pensamos que ese dinero que están dando a las privadas debería ir al hospital público, contratando personal», aseveró García.

Los representantes del colectivo denuncian nuevas presiones por parte de la gerencia para que abandonen el encierro, en los últimos días, con la retirada de los carteles que han repartido por diferentes estancias del hospital. Pese a ello, aseguran que se sienten «fuertes» y «con ganas de luchar» y adelantan que seguirán firmes en su pulso con la Consejería de Sanidad «hasta que nos cansemos, porque la gente está muy concienciada y podemos estar meses, según estamos colaborando todos y haciendo lo que estamos haciendo a ver quién se cansa antes», recalcaron.

Fotos