La empresa HBG despide a sus 20 trabajadores de la mina 'La Escondida' tras no llegar a acuerdos de suministro con Endesa

Mineros en el interior de 'La Escondida'./
Mineros en el interior de 'La Escondida'.

Los empleados de Astur Leonesa suspenden la huelga prevista a la espera de «novedades» por parte de la administración concursal

D. ÁLVAREZ Ponferrada

La empresa minera Hijos de Baldomero García (HBG) despidió ayer a los 20 operarios que contrató el pasado 22 de enero para reactivar la extracción de carbón en la mina 'La Escondida', en la localidad lacianiega de Caboalles de Arriba, según confirmaron hoy fuentes de la plantilla. El motivo es la falta de acuerdo entre la empresa y la eléctrica Endesa para cerrar contratos de suministro de carbón a la térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil.

Tras menos de un mes en activo, los empleados recibieron durante la jornada de ayer la carta de despido. “Ellos contaban con un margen para preparar la mina y esperaban cerrar contratos durante la primera quincena de febrero”, explicó un trabajador, que aseguró que las intenciones de la compañía pasaban por contratar a otros 20 operarios más una vez se reactivase el suministro de mineral.

Ante la falta de acuerdo y la ausencia de expectativas para cerrarlo “ni a corto ni a largo plazo”, los representantes de la plantilla calificaron de “incomprensible” que Endesa no haya acordado compras con “la única empresa saneada en el sector”.

Suspendida la huelga de Astur Leonesa

Por su parte, los trabajadores de la Compañía Minera Astur Leonesa suspendieron las dos jornadas de huelga previstas para el día de hoy y para mañana y trabajarán con normalidad en las instalaciones del pozo asturiano de Cerredo, según explicó el presidente del comité de empresa, Pablo Ménguez.

Tras la asamblea celebrada en la tarde de ayer, los empleados consideraron innecesario desplazarse a Oviedo, como ya hicieron el pasado jueves, para que “después la administración concursal se niegue a recibirnos”. En ese sentido, los trabajadores confían en recibir “novedades” por parte de la administración a lo largo de esta semana. “Esperaremos esta semana, porque la empresa tiene que cobrar la facturación de lo que se metió la semana pasada en térmica”, explicó Ménguez.

Además, los transportistas que llevan el carbón desde la mina hasta la central de Compostilla, que acumulan tres quincenas de impagos, se unieron el lunes a las protestas de los mineros, por lo que los trabajadores confían en que la situación pueda resolverse y sus demandas puedan ser atendidas.

Al respecto, los empleados acumulan impagos por valor de dos nóminas y media, sin que ni la administración concursal ni el juez que lleva el concurso se hayan puesto en contacto con el comité de empresa para tratar de fijar un plan de pagos. En caso de no recibir noticias, los trabajadores celebrarán el lunes otra asamblea en la que podrían decidir otras acciones de protesta.

Contenido Patrocinado

Fotos