Controlados los tres incendios intencionados declarados ayer en el municipio de Páramo del Sil

Las BRIF Tabuyo acuden a sofocar las llamas.
Las BRIF Tabuyo acuden a sofocar las llamas. / BRIF Tabuyo

El alcalde solicita que los pirómanos tengan que enfrentarse a cargos de «terrorismo medioambiental»

D. ÁLVAREZ

Los tres incendios declarados en la madrugada de ayer en el municipio berciano de Páramo del Sil se consideran controlados por los servicios de extinción desde poco después de las 21 horas de la noche de ayer, según el último parte de incendios distribuido por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. En la zona, quedan diversos medios terrestres que se encargan de refrescar el perímetro de los fuegos, explicó el alcalde, Ángel Calvo, que solicitó que los pirómanos sean considerados autores de un delito de “terrorismo medioambiental”.

En ese sentido, Calvo calificó de “descerebrado” al presunto autor de los fuegos. “Lo de ayer no tiene nombre, es increíble que un descerebrado pueda ir prendiendo a izquierda y derecha de la carretera”, explicó el regidor, que aseguró que en el término municipal llegaron a registrarse hasta once focos diferentes a lo largo del día. Incluso, afirmó Calvo, se llegó a cortar el paso en dos carreteras secundarias de la zona para intentar atrapar al autor de los fuegos, para quien el regidor pidió “una pena enorme”.

El perímetro de los tres incendios más graves, declarados en las localidades de Anllares del Sil, Argayo del Sil y Sorbeda del Sil, se encuentra controlados aunque “quedan fumaratas en algunas zonas de pinos”, explicó Calvo. Al respecto, la ayuda del vehículo municipal con bomba y la participación de “muchos voluntarios” permitió atajar las llamas sin que llegasen a causar graves daños.

Al respecto, y tras la marcha de los medios aéreos que colaboraron ayer en las tareas de extinción, en la zona de Anllares quedan cuatro agentes medioambientales. En Argayo, son un agente medioambiental y una cuadrilla de tierra los encargados de evitar que los rescoldos se reaviven. Por último, en Sorbeda todavía intervienen dos agentes medioambientales, tres autobombas y una cuadrilla de tierra.

Fotos