El Consorcio del Ponfeblino denunciará al Procurador del Común el desmantelamiento del parque motor del ferrocarril Cubillos-Villablino

Línea ferroviaria del Ponfeblino./
Línea ferroviaria del Ponfeblino.

Considera que se trata de una «negligencia» por parte de la Junta de Castilla y León que podría ser constitutiva de «delito»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Consorcio Tren Turístico Ponfeblino ha lamentado hoy el desmantelamiento del parque motor del ferrocarril autonómico Cubillos-Villablino y ha anunciado su intención de denunciar la situación ante el Procurador del Común, «para que pueda valorar las consecuencias de esta negligencia por parte de la Junta de Castilla y León».

El colectivo recuerda que seis de las ocho locomotoras en activo en 2013 son propiedad de la concesión y las dos restantes (1001 y 1002) revertirían al patrimonio público una vez recuperada la concesión y que esta situación que se produce, precisamente, a pocos días de que se efectúe esa reversión, por lo que cree que cuando los técnicos de Fomento de la Junta procedan a realizar el inventario «constatarán que falta patrimonio, y serán pocos los 900.000 euros que el administrador debe reintegrar a la Junta, puesto que no se tenían en cuenta la ausencia de cuatro locomotras», señalan.

Desde el Consorcio del Ponfeblino entienden que las administraciones concursales «están para hacer caja con los bienes de la empresa», y en el caso de la administración de CMC «también con los que no son suyos», apuntan. Lo que más llama la atención, a su juicio, es «la permisividad de la Junta de Castilla y León con este expolio que se nos causa a todos los ciudadanos de la comunidad, porque el día 4 se fue al menos medio millón de euros de todos los contribuyentes que no revertirá en la ciudadanía de Castilla y León y mucho menos en el territorio del Sil», añaden.

Asegura que la Administración regional «estaba avisada y sabía que se iba a producir una retirada de locomotoras y no se ha hecho nada para evitarlo». Consideran que la omisión de la defensa de este patrimonio público «es una clara dejación de funciones que incluso podría ser delito». Es por ello que creen que con esta acción «la Junta de Castilla y León, en general, y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en particular, demuestran que ni creen en el ferrocarril del Sil como dinamizador del Valle ni atienden a sus propias propiedades de las que únicamente son custodios, no propietarios, pues los propietarios somos el conjunto de la ciudadanía».

El colectivo recuerda que con el dinero expoliado el pasado 4 de octubre, en forma de locomotoras, «más los 900.000 euros de deuda que dice el Consejero de Fomento y Medio Ambiente que ha ocasionado al patrimonio público la falta de vigilancia de la administración concursal, este valle a día de hoy tendría al menos una oportunidad a mayores para salir del pozo que está suponiendo el fin del carbón».

Contenido Patrocinado

Fotos