La Comisión Europea estudia ya la línea Monforte-Palencia para incluirla en la red europea de transportes

Imagen de la reunión en O Barco./
Imagen de la reunión en O Barco.

El organismo tendrá un plazo de dos meses para aceptarla o no, tiempo que aprovechará la Plataforma del Ferrocarril para implicar a los grupos del Parlamento Europeo y «sean sensibles a las peticiones de una comarca que no quiere perder el tren»

E.JIMÉNEZPonferrada

El Ministerio de Fomento ha remitido ya a la Comisión Europea la propuesta para que la línea Monforte-Palencia se incluya en la red europea de transportes. Una propuesta que el organismo ya está estudiando y que resolverá en un plazo máximo de dos meses.

Es la buena noticia que se traen los representantes de la Plataforma Ferroviaria, que incluye a las comarcas del Bierzo, Maragatería y Valdeorras, de la reunión celebrada este viernes en O Barco, y a la que asistieron más de cincuenta dirigentes sociales, económicos, empresariales y políticos de las zonas afectadas. «Esto fruto de la unidad de todas las fuerzas políticas y sociales y de la sensibilidad del ministro en cuanto a tener en cuenta las demandas de nuestras comarcas e incorporar a ese corredor de mercancías la propuesta de Monforte-Valdeorras-Bierzo-Astorga-León-Venta de Baños», aseguró el portavoz de la plataforma y presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel.

Las buenas nuevas han sido recibidas con gran alegría, que será completa una vez la Comisión Europea acepte dicha propuesta, lo que conllevaría que se destinen los fondos europeos previstos para el corredor a modernizar y hacer competitiva la conexión ferroviaria que el Eixo Atlántico ha bautizado como 'T deitada': la línea Lugo- Ourense y su conexión desde Monforte con Palencia, donde confluiría con la línea principal que viene de Aveiro, ya aprobada por la CE a propuesta de los gobiernos de Portugal y España.

Con el objetivo de que esta propuesta tenga todavía más fuerza ante el organismo europeo, la Plataforma Ferroviaria buscará la implicación de los distintos grupos del Parlamento Europeo para que «sean sensibles a las peticiones de una comarca que no quiere perder el tren», indicó Álvarez Courel, y también se llevará a los plenos de los distintos ayuntamientos, de la Diputación de León e incluso de la Junta una propuesta de resolución conjunta.

Durante la reunión celebrada en O Barco, los asistentes escucharon a cuatro expertos en esta materia, que pusieron de manifiesto que la línea actual en el tramo Monforte-Palencia «cumple técnicamente con los preceptos básicos de la red básica de la que habla la UE», aseguró Samuel Folgueral, por lo que no será necesario cambiar la totalidad del trazado para adaptar la vía al ancho europeo, sino que existe un sistema que permite adaptar el eje del convoy, que a su vez es más barato.

Por tanto, de aprobarse la propuesta tendría que estar realizado antes del año 2030.

Por su parte, la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, también ha mostrado su satisfacción por la decisión tomada por el Ministerio de Fomento de trasladar a la UE la petición de incluir dicha línea en el Plan de Infraestructuras del Corredor Atlántico ferroviario.

Según destacó Fernández Merayo, el proyecto tiene una importancia de Estado, «para que la región del noroeste español, gracias a esa sensibilidad mostrada por el Ministerio de Fomento, se pueda incorporar definitivamente al tren de la modernidad con el transporte de mercancías». La conexión daría salida a los puertos de Galicia y evitaría que las comarcas de Valdeorras y el Bierzo se queden aisladas por ferrocarril, «lo que supondría un espaldarazo al Cylog y al polígono de Cubillos», añadió la regidora.

La línea Monforte-Palencia

Esta línea es determinante para el futuro de los puertos gallegos que, según opinión unánime de los expertos presentes en la reunión, deben concentrar las mercancías en Monforte, para desde allí articular al menos un tren diario de 700 metros de longitud que ponga las mercancías en la frontera francesa en tiempo competitivo con las conexiones del Mediterráneo y de otros puertos europeos.

Como efecto colateral, la modernización de esta línea, compatible para mercancías y pasajeros, permitiría también hacer competitivo el tren Alvia que comunica Galicia con Barcelona a través de O Barco de Valdeorras, Ponferrada y Astorga.

Contenido Patrocinado

Fotos