La CHMS garantiza el abastecimiento de agua para consumo humano en El Bierzo «para muchísimos meses»

El presidente de la CHMS, Francisco Marín, durante la Comisión de Desembalse./César Sánchez
El presidente de la CHMS, Francisco Marín, durante la Comisión de Desembalse. / César Sánchez

El organismo de cuenca está preparado ante los efectos que puedan tener las lluvias que se anuncian para estos días tras los fuertes incendios registrados en el noroeste peninsula

S.GALLOPonferrada

El presidente de la Confederación Hidrográfica MiñoSil, Francisco Marín, garantizó hoy que, pese a la escasez de reservas en este año hidrológico “especialmente seco” en el que las lluvias han sido “prácticamente la mitad de un año normal”, el abastecimiento de agua para consumo humano en la comarca del Bierzo se encuentra garantizada “para muchísimos meses”.

Marín, que participó hoy en la reunión de la Comisión de Desembalse celebrada en Ponferrada, reconoció que se cuenta con agua “suficiente” en Bárcena y también aguas arriba, con más de 90 hectómetros cúbicos para asegurar, no solo el abastecimiento humano, sino también los caudales ecológicos porque “si la población es prioritaria, también lo es el ecosistema fluvial”, dijo.

En esta reunión de la Comisión de Desembalse se dio cuenta del desarrollo del año hidrológico, con una sequía meteorológica que ha provocado que la situación de los embalses se encuentre “bastante baja”, con precipitaciones que se han reducido un 15 por ciento en la media nacional y que en el caso de la cuenca MiñoSil ha descendido al 45 por ciento. “Estamos en una situación preocupante” pero recalcó que el comportamiento del embalse “ha sido bueno” después de un año hidrológico anterior “muy bueno” con un 25 por ciento de precipitaciones superiores a la media.

Imagen de la reunión de la Comisión de Desembalse de la CHMS.
Imagen de la reunión de la Comisión de Desembalse de la CHMS. / César Sánchez

Marín atribuyó esta irregularidad de las precipitaciones a los posibles efectos del cambio climático, por lo que consideró que habrá que “convivir con estos fenómenos”. Además, insistió en las garantías en el abastecimiento de agua, quizá uno de los problemas que más empezaban a preocupar a la población, en especial ante la falta de lluvias, que se prevé que continúe al menos hasta el mes de diciembre.

En lo que al uso agrícola se refiere, ya se han cortado los usos desde la jornada de hoy “porque además no lo necesitan”, al igual que se ha informado del cumplimiento del tratado de Albufeira, que regula la gestión de los ríos transfronterizos. Lo que empieza a preocupar es el efecto que las lluvias que se anuncian para esta semana puedan generar después de los intensos incendios registrados en Galicia pero también en la comarca del Bierzo.

“Esperemos que la lluvia no sea abundante”, deseó Marín, con el fin de que los posibles arrastres de cenizas no acaben en los ríos. “Todo llega al río y todos los arrastres y las cenizas, al final afectan al río, que lo contamina, y a las tomas de agua” al tiempo que las depuradoras “a veces no están preparadas para este problema”. Por ello, desde la Confederación MiñoSil se aseguró que se prestará especial atención a esta problemática “por si hay que tomar alguna medida” o alguna administración reclama algún tipo de colaboración.

Fotos