El PP de Cacabelos acusa al equipo de gobierno de no defender los intereses públicos

El PP de Cacabelos defiende su actuación en la ampliación del cementerio.

En primera instancia la sentencia avaló la actuación del Ayuntamiento en la ampliación del cementerio, que contaba con todos los informes favorables pertinentes, aunque en segunda instancia fue favorable a los particulares que demandaron puesto que el consistorio «no defendió los mismos intereses»

E.JIMÉNEZPonferrada

Después de que ayer el gobierno municipal de Cacabelos diera a conocer la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en la que se anulaba el acuerdo plenario en el que se aprobó el proyecto de ampliación del cementerio y que obliga a dejar el camposanto en su estado anterior a las obras, el Partido Popular de Cacabelos ha acusado al equipo de gobierno de «no defender los intereses públicos» de la villa del Cúa.

Y es que según relató Adolfo Canedo, en primera instancia la sentencia, de 14 de diciembre de 2015, avaló la actuación del consistorio, que presentó todos los informes favorables correspondientes, incluidos los de la Junta de Castilla y León -Patrimonio y Comisión de Fomento- y también el de la Comisión Territorial de Valoración, que fue quien determinó lo que el Ayuntamiento de Cacabelos tenía que pagar a los propietarios de los terrenos expropiados y por tanto, el portavoz popular señaló que el equipo de gobierno «miente sobre esa diferencia de 173 metros que dicen que yo no quería pagar».

Tras esto, los particulares recurrieron la sentencia y durante este tiempo se produjo en Cacabelos un cambio en el gobierno municipal, lo que también produjo cambios «entre los técnicos, el secretario, el interventor y los abogados que defendían los derechos de Cacabelos». Para la segunda instancia, los letrados habían cambiado y el Ayuntamiento «no defiende los mismos argumentos que en la primera, no defiende los intereses generales y se puede ver que en la sentencia no hay ni una sola línea sobre la defensa del Ayuntamiento», aseguró Canedo.

En ese sentido, en la última sentencia, contra la que ya no cabe recurso, se viene a considerar el camposanto como municipal -para poblaciones de más de 5.000 habitantes-, y no como local -para menos de 5.000-, cuando «el resto de poblaciones que forman el municipio tienen su propio cementerio». Eso lleva a que la distancia con el suelo urbano tenga que ser de cien metros mínimo y no de 15 cuando es para cementerios locales.

Los populares consideran que esto se podría haber evitado, con medidas administrativas para volver a llevar a pleno el proyecto de la ampliación modificado. Pero la sentencia es clara, «ante la falta de defensa del interés público, anula el pleno», añadió el portavoz popular en Cacabelos. Con todo ello, creen que con la sentencia no se termina el asunto, puesto que «va a generar un problema de gran envergadura». El primero de ellos, trasladar los restos ya enterrados en la ampliación que el equipo de gobierno negó ayer y que el PP asegura hay «cinco o seis enterramientos».

Fotos