El Bierzo registró 643 accidentes laborales en el primer semestre del año, sólo siete graves

El secretario comarcal de CCOO, Ursicino Sánchez, y la secretaria de Salud Laboral, Seguridad Social y Juventud del sindicato en la Castilla y León, Sheila Mateos, en su comparencia./C. Ramos
El secretario comarcal de CCOO, Ursicino Sánchez, y la secretaria de Salud Laboral, Seguridad Social y Juventud del sindicato en la Castilla y León, Sheila Mateos, en su comparencia. / C. Ramos

CCOO remarca que los sectores con más siniestralidad en la comarca son servicios con 294 accidentes e industria donde se produjeron 216

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Bierzo ha registrado un total de 643 accidentes laborales con baja durante el primer semestre del año frente a los 1.973 contabilizados en la provincia de León, según los datos de siniestralidad facilitados este jueves por CCOO en la comarca durante la jornada técnica sobre 'Procedimiento y actuación de los delegados de prevención ante accidentes de trabajo' desarrollada en Ponferrada.

La mayoría de los siniestros, concretamente 636, fueron de carácter leve, mientras que en siete se produjeron heridos graves. En lo que va de este ejercicio no ha habido accidentes mortales en las empresas de El Bierzo, donde el año pasado se registró uno, frente a los tres registrados en el resto de la provincia.

Los sectores con más siniestralidad han sido industria con 215 accidentes leves y uno grave y servicios con 289 siniestros leves y 5 graves. En el año 2016 hubo un total de 1.071 accidentes en la comarca. Los siniestros más comunes son los musculoesqueléticos provocados por atrapamientos y golpes.

Comisiones Obreras asegura que, al igual que ocurre que en el resto de la provincia, la siniestralidad laboral sigue siendo «preocupante» también en la coamrca. Un hecho que achacan a varios factores, entre ellos las reformas laborales llevadas a cabo durante la crisis «que hacen hacen que la flexibilidad en la jornada y la productividad sea mayor y se valore más la producción a la prevención», explicó la secretaria de Salud Laboral, Seguridad Social y Juventud de CCOO Castilla y León, Sheila Mateos.

Para el sindicato esta situación está generando una nueva enfermedad de trabajo que es el estrés laboral o la ansiedad, muy difícil de demostrar en un juzgado, por lo que recuerdan la necesidad de que se estudien los riesgos psicosociales en las empresas «que las nuevas reformas están haciendo que vayan en aumento», subrayó Mateos.

Desde CCOO insisten en la necesidad de reforzar la formación específica en las empresas para evitar futuros accidentes en fábricas y tajos. «Creemos que es insuficiente la formación que están dando tanto a los delegados y delegadas como a los trabajadores y trabajadores porque sólo les dan una prevención mínima, básica, pero que no hace referencia a su puesto de trabajo», apuntó la secretaria de Salud Laboral, Seguridad Social y Juventud del sindicato en la Comunidad.

El secretario comarcal del sindicato, Ursicino Sánchez, asegura que el objetivo pasa por incentivar la formación y la prevención «para evitar bajas y problemas y mejorar las condiciones de trabajo».

Fotos