La DO Bierzo prevé una vendimia «muy mermada» con entre seis y ocho millones de kilos de uva

La presidenta del Consejo Regulador de la DO Bierzo, Misericordia Bello, junto al párroco de la iglesia de Santa María la Real de Carracedo, Jesús Álvarez, durante la presentación de la ofrenda./César Sánchez
La presidenta del Consejo Regulador de la DO Bierzo, Misericordia Bello, junto al párroco de la iglesia de Santa María la Real de Carracedo, Jesús Álvarez, durante la presentación de la ofrenda. / César Sánchez

El Consejo Regulador será el encargado de presentar este domingo la ofrenda del primer mosto a la patrona

D. ÁLVAREZ / ICAL

La presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) Bierzo, Misericordia Bello, auguró hoy que la vendimia de este año presentará una “merma importante” de hasta el 60 por ciento de la producción habitual, con un total de uva recogida que se situará entre los seis y los ocho millones de kilogramos. Bello participó hoy en la presentación de la ofrenda del primer mosto que los viticultores bercianos harán este domingo a su patrona, Santa María la Real de Carracedo del Monasterio. Este año el organismo oferente será el Consejo Regulador de los Vinos del Bierzo.

Al respecto, Bello se mostró “honrada” de poder participar en un acto que alcanza su decimocuarta edición y que la presidenta de la DO calificó de “entrañable”. “Aquí surgió lo que es hoy el mapa vitivinícola del Bierzo”, explicó. En la misma línea, el párroco de Carracedo, Jesús Álvarez, recordó el papel de los frailes del monasterio como “grandes artífices de la plantación de viñedo en la comarca”.

El acto del domingo tendrá lugar a las 12.30 horas y consistirá en una procesión desde la iglesia parroquial hasta el campo de la fiesta, para volver al punto de inicio. Allí se procederá a la pisada de uva y a la ofrenda a la patrona, que por segunda vez en la historia correrá a cargo de los responsables del Consejo Regulador, al que el párroco definió como “la voz de todos los viticultores”. En los actos también participará la coral de la parroquia del Buen Pastor de Ponferrada y la banda municipal de gaitas de Carracedelo.

Año complicado

Respecto a las previsiones de cosecha, la presidenta de la DO reconoció que el actual es “un año complicado” debido a las inclemencias meteorológicas en forma de heladas y granizo que azotaron a la comarca berciana durante los meses de primavera. Esta situación, unida a la escasez de lluvias, provocará una “merma importante” de hasta el 60 por ciento de la cosecha.

Pese a estos desalentadores datos, Bello recordó que la cosecha será “muy desigual” en función de las diversas zonas de producción. Así, las laderas encaradas al sur en zonas como Parandones o Villafranca del Bierzo son “zonas con mucha uva y con un muy buen estado sanitario”. Además, los fenómenos adversos y el posterior rebrote de las vides provocarán que en la comarca se puedan llegar a producir dos vendimias, una primera con las uvas que no se vieron afectadas por las heladas, con “unos parámetros de calidad muy buenos” y una segunda cosecha que requerirá de tratamiento para posteriores años.

En cuanto a la sequía, la presidenta de la DO aseguró que el domingo pedirá a la Virgen que llueva para que las uvas puedan alcanzar su grado óptimo de hidratación y maduración, antes de que empiece la vendimia de la variedad Mencía. Al respecto, Bello avanzó que muchas bodegas ya están solicitando los permisos correspondientes y que seis o seite bodegueros comenzarán este mismo lunes con la vendimia. En ese sentido, el Consejo Regulador celebrará un pleno esta tarde para aprobar las normas que se aplicarán durante la temporada de recogida de este año.

Fotos