USE Bierzo llama a la «unidad de acción» para evitar que la comarca quede aislada del tren de alta velocidad

Tren de Alta Velocidad./
Tren de Alta Velocidad.

La formación exige la convocatoria inmediata de la Mesa de Defensa de Infraestructuras Ferroviarias del Consejo Comarcal

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

Los representantes de USE Bierzo en el Consejo Comarcal hicieron un llamamiento a la “unidad de acción” de las fuerzas políticas de la comarca para evitar que el Bierzo quede aislado del sistema de trenes de alta velocidad, tal y como anunció el administrador de infraestructuras Adif. La formación liderada por Samuel Folgueral exigió la convocatoria “inmediata” de la Mesa de Defensa de Infraestructuras Ferroviarias, constituida al amparo del Consejo Comarcal en noviembre de 2015 y reclamó a los representantes bercianos en las Cortes, el Congreso y el Senado una “implicación máxima” en el asunto.

USE pidió también que la política en el territorio se base en “acción sin personalismos” y reclamó “coherencia a la hora de plantear las necesidades de nuestro territorio a las administraciones superiores”. En esa línea, criticó lo que consideró “propuestas estrambóticas y destinadas al fracaso”, como las lanzaderas por carretera o la conversión en vía de tren del trazado de la antigua carretera N-VI en el puerto del Manzanal.

“Las instituciones bercianas deben afrontar este asunto con rigor y sin ataduras”, explicaron los responsables de USE, que calificaron las mociones anunciadas por Coalición por el Bierzo (CB) en relación al asunto de “válidas y legítimas pero, hasta el momento, con poco alcance real”.

En ese sentido, avanzaron que sus propuestas se encaminan a convocar una reunión inminente tanto con el alcalde de Monforte de Lemos, en busca de “información veraz acerca de los planes de la infraestructura para ese nudo de comunicaciones gallego”, como con los representantes del Eixo Atlántico, para “analizar conjuntamente acciones infraestructurales que afectan a todo el noroeste de la Península”. “Entendemos que aún no ha llegado el momento de la resignación aunque sí el de la indignación, que ha de traducirse en reivindicaciones justas y bien argumentadas técnica y económicamente”, concluyeron.

Contenido Patrocinado

Fotos