Bárcena de la Abadía recupera el suministro normal de agua tras el gran incendio

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, junto a la alcaldesa de Fabero, Mª Paz Martínez, durante la visita a las instalaciones de la depuradora.
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, junto a la alcaldesa de Fabero, Mª Paz Martínez, durante la visita a las instalaciones de la depuradora. / César Sánchez

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visita las obras acometidas en la estación potabilizadora de la localidad perteneciente al municipio de Fabero en las que se han invertido 363.000 euros

ICAL

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado de la alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, visitó hoy las obras llevadas a cabo en la estación potabilizadora del municipio, con una inversión de 363.000 euros para dar servicio a 4.596 habitantes equivalentes, que han permitido devolver la normalidad en el suministro de agua a la localidad de Bárcena de la Abadía, alterada por los efectos del grave incendio que afectó la zona el verano pasado y que contaminó el arroyo del que se abastecía.

El fuego en el que ardieron 2.600 hectáreas ocasionó problemas de abastecimiento que obligaron incluso a recurrir a camiones cisterna, solucionados ahora tras las obras de modernización. La escorrentía de las cenizas del incendio en época de lluvias había contaminado el arroyo que abastece de agua bruta a la potabilizadora de Fabero, lo que provocó que no fuera apta para el consumo.

Como alternativa de emergencia se recurrió a una captación existente desde una presa de riego que sirvió para abastecer a las diferentes localidades del municipio excepto a Bárcena de la Abadía que no pudo ser conectada a esta alternativa de suministro. La Junta acometió entonces con carácter de urgencia una nueva captación subterránea provisional para el abastecimiento de la localidad de Bárcena de la Abadía, perteneciente al municipio de Fabero, que dio servicio hasta la puesta en funcionamiento y modernización de los nuevos equipos, que permiten un caudal de diseño y tratamiento medio de 100 metros cúbicos a la hora.

Las obras acometidas llevaron consigo la remodelación de filtros de arena y equipos eléctricos de control y mando de la planta, la renovación integral de toda la parte eléctrica, instalaciones y automatización, dotando a la infraestructura de una capacidad de tratamiento automático del agua y en función de su calidad previa. La potabilizadora cuenta ahora además con una instrumentación, programación y red de baja tensión íntegramente nuevas y ha renovado también los mecanismos que regulan la red neumática, dosificación de reactivos, control de presiones, regulación de depósitos, renovación de filtros y cuenta, además, con un desarenador previo al tratamiento.

Fotos