El Ayuntamiento de Villafranca estrena ascensor tras una inversión de 50.000 euros

Imagen del nuevo ascensor en el Ayuntamiento de Villafranca del Bierzo./
Imagen del nuevo ascensor en el Ayuntamiento de Villafranca del Bierzo.

De este modo, el consistorio de la villa del Burbia gana en accesibilidad aunque la localidad en general cuenta con muchas barreras arquitectónicas, según explicó el alcalde

E.JIMÉNEZVillafranca del Bierzo

El Ayuntamiento de Villafranca del Bierzo ha estrenado este viernes su nuevo ascensor que permitirá a las personas con movilidad reducida acceder a los servicios que ofrece el consistorio sin la necesidad de que los funcionarios bajen a la calle cada vez que una persona en silla de ruedas o simplemente con un carrito de bebé necesite realizar un trámite. «Viene a paliar una de las grandes necesidades que tenía este antiguo edificio donde se ubica la Casa Consistorial, que hacía imposible el acceso a las personas con discapacidad o con movilidad reducida y era un objetivo social que perseguíamos hace tiempo», explicó el alcalde, José Manuel Pereira.

La actuación ha sido posible gracias a una inversión por parte de la Junta de Castilla y León para una primera fase de una obra global que pretende renovar el Ayuntamiento de la villa del Burbia. De este modo, con los primeros 50.000 euros se ha instalado el ascensor, se ha acondicionado la entrada y se han construido unos baños en la primera planta. El regidor espera que en este ejercicio se consigne una nueva partida para continuar con la renovación del edificio del consistorio.

Por su parte, el presidente de Ambi, José Antonio Fierro, aseguró que es un ascensor que«va a venir muy bien para que las personas con movilidad reducida puedan participar también de la vida social y política aquí en el Ayuntamiento y acceder a todos sus servicios». También quiso felicitar al equipo de gobierno por su compromiso con la accesibilidad.

Muchas barreras arquitectónicas

Pero no solo el Ayuntamiento en Villafranca suponía problemas para las personas con movilidad reducida. Según el alcalde,«hay muchas barreras arquitectónicas», de hecho, existe un proyecto de hace unos años que cifraba en torno a 600.000 euros el dinero necesario para eliminar dichas barreras.«Es un sitio que por la antigüedad y por la orografía de sus calles hay muchas pendientes, bordillos, escaleras, aceras que no cumplen con la normativa, pero estamos procurando en todas las obras que hacemos tener en cuenta eso», indicó José Manuel Pereira.

Contenido Patrocinado

Fotos