Aire Limpio cree que el aire del Bierzo es «el más contaminado» de la Comunidad y acusa a la Junta de «maniobrar» para ocultarlo

Imagen de la central térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil./
Imagen de la central térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil.

La ONG berciana ve injustificable que se permitan nuevas actividades contaminantes como la quema de neumáticos en desuso en la cementera de Cosmos y la planta de biomasa de Forestalia

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La plataforma Bierzo Aire Limpio considera que el aire en la comarca del Bierzo es «el más contaminado» de Castilla y León y acusa a la Junta de «maniobrar» para ocultarlo. En este sentido recuerdan como la Consejería de Fomento y Medio Ambiente presentó recientemente una valoración de los datos de la calidad del aire de Castilla y León felicitándose porque en 2017 no se superaron los valores de protección de la salud humana. No obstante, según el colectivo, en El Bierzo «sí se han superado», como reconoce posteriormente la Consejería, según señalan, que afirma que se avisó a la población.

Bierzo Aire Limpio, además de negar que llegaran a la población tales avisos, sostiene que «como cualquiera puede entender, en esta hoya rodeada de montañas de 2.000 metros de altitud, convertida en el punto negro de Castilla y León desde hace décadas, la salud se debe proteger reduciendo las emisiones y no apoyando nuevas actividades de combustión para luego avisar a la población de que no salga de casa». «Quemar es la actividad más contaminante y que menor valor añadido aporta; la que menos riqueza y empleos genera. Lo que nadie bien informado querría en su comarca», subrayan.

La ONG, como ya denunció Ecologistas en Acción, considera que la Consejería oculta la contaminación alterando las estaciones medidoras. «En unos años han cerrado cuatro estaciones en el Bierzo Bajo y las tres del núcleo urbano de Ponferrada, sustituyéndose estas tres por una sola en la periferia [Albergue de Peregrinos], con un aire no representativo del de la ciudad». Recuerda que la Unión Europea investiga a Ana Botella por hacer «la misma trampa» en Madrid y destaca que «hay pruebas de desconexiones de algunos medidores bercianos de más de 70 días al año».

A Bierzo Aire Limpio le llama la atención que «incluso con estas trampas, no se consigue ocultar que los bercianos somos con gran diferencia los castellano-leoneses más contaminados». Señalan que según los datos de 2016 publicados por la Junta, El Bierzo está siempre entre los tres primeros puestos en los nueve contaminantes que se miden. «Es el primero cinco veces: dióxido de azufre, partículas PM10, ozono troposférico, cadmio y arsénico; tres veces segundo: dióxido de nitrógeno, níquel y benceno; y una vez tercero: plomo».

Forestalia y Cosmos

Considera la ONG que el gobierno regional «se ceba con el Bierzo al apoyar de forma desmedida una planta de biomasa que necesitará quemar unas 400.000 toneladas anuales», en referencia a la planta de Forestalia que se instalará en el polígono de El Bayo. Entiende que el humo producido «sería demasiado para pretender que nuestra salud no empeorará aún más».

En este sentido, destacan como, a diferencia de Herrera, el presidente canario encargó a su Consejería de Sanidad un informe sobre la planta de biomasa proyectada en el puerto de Las Palmas y tras conocer sus conclusiones declaró que «el Gobierno de Canarias no autorizará jamás nada que vaya a perjudicar la salud y el aire de los ciudadanos» y la planta finalmente no se construyó.

«Una planta de biomasa de Forestalia proyectada en Huesca se encuentra paralizada cautelarmente por orden judicial al descubrir que no declaraban parte de la contaminación previsible», apuntan desde la plataforma, y como en EEUU, donde la biomasa se quema para producir electricidad desde hace muchos años, ya han detectado sus efectos en la salud y Asociaciones Médicas como la Asociación Americana del Pulmón se han opuesto públicamente a esta actividad», recalcan.

Bierzo Aire Limpio también denuncia que Cosmos aspira al estatus legal de «gestora de residuos» y pretende quemar neumáticos usados «por puro beneficio económico, aumentando los tóxicos en el aire tanto en variedad (incluyendo entre otros las temidas dioxinas y los furanos) como en cantidad».

Por último, la asociación ecologista explica que «nuestro deseo de aire limpio no es un capricho» ya que «el aire contaminado afecta a la salud de todos nosotros llegando a reducir la esperanza de vida, aunque la población no acabe de concienciarse, a pesar de la insistencia de las estadísticas» por lo que entienden que «aumentar las emisiones aquí nos parece un verdadero abuso».

Forestalia asegura que no tiene ningún proyecto paralizado por los tribunales

Ante dicha información, fuentes de Forestalia han querido aclarar que la empresa «no tiene ningún proyecto paralizado por los tribunales». El caso aludido, de la planta de biomasa de Monzón, «no tiene vigente ninguna medida cautelar por parte de ningún juzgado y tampoco es cierto que esa planta se paralizase por no aportar información suficiente».

De hecho, Forestalia asegura que priorizará sus proyectos de biomasa en Castilla y León porque en esta Comunidad ha recibido un «decidido» apoyo institucional, político y del tejido económico y social. «Las convocatorias de subastas permiten desarrollar las instalaciones en cualquier punto de la España peninsular. De hecho, varias Comunidades pujaban por estas instalaciones, que generan empleo, futuro y desarrollo sostenible con las mejores tecnologías disponibles para la aplicación de energías limpias y sostenibles. Frente a todas las opciones territoriales, Forestalia apuesta por Castilla y León para sus proyectos de biomasa», apuntan fuentes de la empresa.

Contenido Patrocinado

Fotos