IU y Aire Limpio analizan los proyectos de centrales de biomasa en Ponferrada y Villaquilambre

Imagen de archivo de la entrega de alegaciones contra la planta de biomasa en el Bierzo./
Imagen de archivo de la entrega de alegaciones contra la planta de biomasa en el Bierzo.

La formación respalda a la plataforma ecologista en su lucha contra el proyecto para instalar una planta en la comarca del Bierzo

ICALPonferrada

Las delegaciones de Izquierda Unida (IU) en los municipios leoneses de Ponferrada y Villaquilambre se reúnen hoy con representantes de la asociación Bierzo Limpio para analizar los proyectos de centrales de biomasa que se pretenden construir en el entorno de ambos municipios. “Las asociaciones ecologistas ya han advertido del peligro de que instalar una incineradora de biomasa pueda terminar quemando la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos que llegan al Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega”, afirmó el coordinador local de IU en la capital berciana, Juan González.

En ese sentido, González, que ya acompañó a la plataforma ecologista en la entrega de las alegaciones ante la instalación del proyecto de incineración de biomasa de Forestalia en el polígono industrial del Bayo, compartido por el Ayuntamiento de Ponferrada y de Cubillos del Sil, recordó que “aunque la empresa asegure que sólo quemará residuos forestales y agrícolas, los colectivos ecologistas han ofrecido sólidos argumentos en sus alegaciones para dudar del estudio de impacto ambiental que se ha presentado”.

En la misma línea, González aseguró que “no existe suficiente bosque en el Bierzo como para garantizar las 375.000 toneladas de biomasa forestal que asegurarían su viabilidad económica”. El coordinador de IU Ponferrada recordó que Bierzo Aire Limpio ya presentó a finales de octubre 525 alegaciones a este proyecto de la planta de generación eléctrica con biomasa, que promueve el grupo Forestalia en Cubillos del Sil, denunciando que no solo es inviable económicamente, sino que conllevará un aumento de la contaminación en la comarca.

“Una planta de biomasa pequeña de 25 megawatios puede ser entendible, pero son completamente cuestionables estos megaproyectos que suponen tal impacto ecológico y mediambiental, con los riesgos para la salud que pueden suponer”, afirmó González, que coincidió con los ecologistas al advertir de los “peligros para la población” que supondría la emisión de contaminantes atmosféricos durante 25 años, el vertido de aguas residuales, el aumento de la posibilidad de padecer cáncer de páncreas, además del daño a la industria agroalimentaria. “IU reclama un modelo de desarrollo sostenible en Ponferrada, un modelo limpio y saludable, y no un modelo que deje un entorno contaminado y destrozado para las futuras generaciones”, concluyó el coordinador de la formación.

El aspecto económico

En cuanto a la viabilidad económica del proyecto, González calificó de “muy extraño” el hecho de que se constituya una empresa con 3.000 euros cuando la planta va a costar con 87 millones y criticó que “por ningún lado aparezca Forestalia” en el proyecto público que se ha presentado. En ese sentido, coincidieron también con los representantes de Bierzo Aire Limpio, que calificaron el proyecto de “pelotazo”.

Fotos