El TSJ admite a trámite el recurso de Aire Limpio contra el permiso de Cosmos para incinerar cenizas

Imagen de archivo de una protesta de Bierzo Aire Limpio contra la incineración de residuos./César Sánchez
Imagen de archivo de una protesta de Bierzo Aire Limpio contra la incineración de residuos. / César Sánchez

Vecinos afectados anuncian movilizaciones e impugnan el permiso para quemar 200.000 toneladas de residuos de térmicas externas al Bierzo

ELBIERZONOTICIASPonferrada

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha admitido a trámite el recurso presentado por Bierzo Aire Limpio contra la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para anular, en vía judicial, la autorización concedida recientemente a Cementos Cosmos para incinerar cenizas.

El recurso admitido a trámite ante la Sala de lo Contencioso-administrativo es la respuesta de la ONG ecologista al anuncio de la cementera de intentar quemar residuos en su fábrica de Toral de los Vados, tras pagar un estudio sobre la utilización de neumáticos en el Bierzo.

La demanda -bajo la dirección letrada de Víctor Álvarez, del despacho leonés Cordal Abogados-, busca impugnar la Orden de Fomento por la que se modificaron los permisos de la fábrica, que permite a Cosmos la utilización en el corazón de la hoya berciana de hasta 200.000 toneladas de cenizas de carbón, procedentes de térmicas externas al Bierzo.

«Cosmos pretende enriquecerse trayendo residuos al Bierzo, sin importarle el futuro del sector agroalimentario ni la salud de los bercianos. No vamos a tolerar que se siga jugando de modo imprudente con la salud, la economía y el medio ambiente del Bierzo, permitiendo que los permisos de esta fábrica se modifiquen irregularmente un año después de obtener su autorización, sin ni siquiera evaluar los efectos ambientales que ello genera, como obliga la Ley», apuntan desde Bierzo Aire Limpio.

A juicio de la asociación ambiental, «después de años funcionando ilegalmente, sin Evaluación Ambiental, como confirmó en varias sentencias el Tribunal Supremo, Cosmos y la Consejería de Fomento, de modo concertado, está preparando poco a poco el terreno para autorizar la incineración de residuos y no lo vamos a permitir». Es más, consideran que es un hecho que esas 200.000 toneladas anuales de cenizas no provendrán únicamente de la central térmica de Compostilla, ya que «la propia modificación recurrida permite que puedan traerse desde otros lugares, con los riesgos asociados derivados del transporte, la acumulación y utilización de dichas cenizas, suponiendo un peligro por emisión accidental. Se va a producir un continuo trasiego de transporte con cenizas desde las centrales térmicas por las carreteras del Bierzo, cuyo impacto y riesgo se ha obviado por completo».

Para Bierzo Aire Limpio un escape accidental en el almacenamiento, uso o transporte de estas cenizas «pueden contaminar cultivos y aguas, y la orografía de la zona favorece la persistencia de las sustancias contaminantes en la atmosfera», asegura el colectivo ecologista.

Contenido Patrocinado

Fotos